Gualeguaychú: Este domingo habrá una nueva marcha en defensa del ambiente

Será en el enlace entre Gualeguaychú y Fray Bentos, en horas del mediodía. La marcha se realiza una vez al año y se espera una masiva concurrencia.

Será en el enlace entre Gualeguaychú y Fray Bentos, en horas del mediodía. La marcha se realiza una vez al año y se espera una masiva concurrencia.

La Asamblea Ciudadana Ambiental está dando intensa difusión a la marcha anual que se hará este domingo 30 de abril, la número 13 que, como novedad, se anuncia con el corrimiento de los horarios centrales para posibilitar la participación, así como el almuerzo y sobremesa del domingo.

“Vamos todos al puente” invitan los vecinos de Gualeguaychú. Cristina Limba dijo: “parece mentira que haya pasado tanto tiempo y que sigamos trabajando, con más o menos gente, pero manteniendo esta lucha activa. Esto es lo más importante, porque no hay antecedentes de una lucha que moviliza a toda una comunidad y se mantiene en el tiempo”.

De la ignorancia al conocimiento

“Hace quince años de los primeros movimientos, de cuando nos enteramos de lo que intentaban hacer y comenzamos a estudiar sobre el tema. Quince años de cuando Gualeguaychú marcó un antes y un después respecto del cuidado del medio ambiente, porque antes no lo teníamos en cuenta”, subrayó.

Destacó que “nos convertimos en profundos conocedores del cuidado del medio ambiente y de lo que hacen los grandes capitales para sacarse de encima la basura, como propuso Lawrence Summers (economista del Banco Mundial) en su memorando de 1991, que sugería realizar el vertido de desechos tóxicos en países del tercer mundo”.

Lo que la lucha consiguió

“Y lo intentaron, pero en el caso nuestro, sentamos un precedente al alertarlo. Esto nos permite razonar que si Gualeguaychú no se hubiese movilizado todas las veces que lo hizo, hoy seríamos una cuenca pastera”, advirtió.

Mencionó, sobre el particular, que ENCE se retiró y si hoy Botnia funciona “es porque se quedó de prepo, pero tuvo que invertir mucho más de lo que estimaba en tecnología, y las otras pasteras están buscando otros lugares porque saben que aquí no podrán instalarse, porque estamos nosotros vigilando y cuidando no sólo el querido río Uruguay, sino el aire y la tierra”.

“Justamente otro motivo por el que debemos marchar este domingo es porque debajo de Botnia está el Acuífero Guaraní, la reserva de agua dulce más grande del planeta”, dijo y añadió que “Botnia está contaminando las napas también, enterrando parte de su contaminación.”

Una vez al año

Las marchas al puente internacional General San Martín se organizan una vez al año, razón por la que se espera una masiva participación de la ciudadanía.

“Queremos hacernos visibles, poder lograr la foto que el mundo está esperando, como cada año, para informar que la resistencia se mantiene”, dijo Cristina para marcar que de esta manera se desmentirá la campaña de Finlandia, que con motivo de su centenario, propone una plantación de árboles.

“No los mueve el cuidado del ambiente, sino que esto es marketing puro. Creo que debemos evaluar si no tenemos que salir por todos lados a contar que hablan del cuidado en el hemisferio norte, mientras aquí tenemos su mega pastera”.

“También decirlo a los gobiernos de Argentina, Uruguay, Finlandia y de todo el mundo, para que cuiden a sus ciudadanos dándoles salud, lo que les permitirá una buena educación, dos factores elementales para desarrollarse y progresar”.

Nuevo horario

Destacó que este año, para facilitar la participación en la marcha de este domingo, se produjo un corrimiento de los horarios de las acciones centrales. De esta forma, se dispuso que los colectivos saldrán del corsódromo entre las 11 y las 12,30; la oración ecuménica se rezará a las 14, el inicio de la caminata será a las 15 y la lectura de la proclama a las 16, “para luego comenzar a descender del puente y volver a casa”.

Tras avisar “tendremos el apoyo del municipio y de las fuerzas de seguridad, así que estaremos cuidados como todos los años”, pidió a la comunidad ese día no vayan al Parque Unzué; piensen en sus hijos y nietos y orienten su paseo hacia la ruta 136, porque tenemos que cuidarnos. “Sin agua dulce no hay vida y la contaminación mata, aunque parezca un pensamiento fantasioso. Por eso damos este alerta cada año, marcando que Gualeguaychú sigue de pie en su lucha contra la contaminación”.

“Gualeguaychú, ciudad de la que hace quince o veinte años no se podía pronunciar su nombre y hoy se la conoce e identifica en el mapa, gracias a esta maravillosa comunidad que supo salir en el momento justo y no ha bajado los brazos”, concluyó.

Fuente: El Once