A siete años de su creación, el parque nacional de Santa Fe no puede visitarse

Fue creado en 2010 pero todavía no está habilitado. Desde la Administración de Parques Nacionales explicaron que "son procesos largos"

Fue creado en 2010 pero todavía no está habilitado. Desde la Administración de Parques Nacionales explicaron que “son procesos largos”

El único parque nacional en territorio santafesino todavía no puede visitarse, no tiene infraestructura y aún depende administrativamente del parque nacional Pre Delta ubicado en Diamante, Entre Ríos, a pesar de que ya pasaron siete años desde su creación vía publicación en el boletín oficial de la Nación y nueve años desde que la legislatura santafesina aprobara la cesión de tierras al Estado nacional.

El parque nacional Islas de Santa Fe tiene una extensión de 4.096 hectáreas pertenecientes a la ecorregión Delta e Islas del Paraná con un grado increíble de biodiversidad de fauna y flora. Canutillos, pajonales, curupíes y ceibos conviven con animales como lobitos de río y carpinchos, y aves como pollona azul, gallito de agua, gallinetas y chajás.

A pesar de lo que podría significar para el ecoturismo en la región así como lugar de estudio privilegiado para científicos y académicos, las visitas al parque todavía no están habilitadas, no hay servicio de lanchas y aún aquel que pueda disfrutar del paisaje teniendo una embarcación propia no encontrará mucho si se adentra en las islas que conforman el área protegida.

Así lo explicita la web de Parques Nacionales (www.parquesnacionales.gob.ar), donde en el apartado sobre “Tarifas y horarios” dedicado a Islas de Santa Fe especifica que “aún no está permitida su visita”, mientras que en la pestaña que permite averiguar “Cómo llegar” se informa que el portal de entrada será Puerto Gaboto, “desde cuyo embarcadero hay apenas una hora de lancha al parque”.El problema es que, hasta el momento, no hay ni muelles ni embarcaciones que hagan el trayecto.

Desde la Secretaría de Turismo de Santa Fe confirmaron que el parque no está habilitado aún al publico, y adelantaron que según sostienen desde Parques Nacionales “están avanzadas las instancias para una próxima habilitación parcial”.

De hecho, hace pocas semanas el ministro de Medio Ambiente de la provincia, Jacinto Speranza, mantuvo una reunión con el director regional de la Administración de Parques Nacionales, Guillermo Martín, con la idea de coordinar acciones para avanzar en el desarrollo de la infraestructura del parque y su conectividad con el continente santafesino.

También se analizaron las posibles estrategias de conexión al parque desde la localidad santafesina más cercana, Puerto Gaboto, y de las grandes ciudades como Rosario y Santa Fe.

Todas iniciativas que podrían verse aún más demoradas por la crecida estacional del Paraná, que —como ocurre regularmente— subió significativamente el nivel de sus aguas complicando las eventuales tareas para comenzar a levantar algo de infraestructura.

Cuestión nacional.

Según explicaron desde la Regional Centro-Este de la Administración de Parques Nacionales, el Islas de Santa Fe “está en etapa de consolidación”, un proceso que no es fácil ya que las frecuentes crecidas demoran las obras previstas.

“No es fácil ingresar y hay que hacer tareas de pequeño dragado, el acceso es por agua y eso siempre conlleva costos” explicaron, para agregar que “siempre durante los primeros años de la creación de un parque nacional se demora la instalación definitiva”, aunque también admitieron que “sería deseable que el proceso fuera más rápido”.

También señalaron que “va a ser difícil” que este año se avance de manera concreta, una situación que empeoró con la actual crecida del Paraná.

Por su parte Hernán Britos, el intendente del Pre Delta, explicó que administrativamente el parque santafesino depende de su dirección: “Operativamente lo estamos asistiendo porque es la forma más rápida de llegar”.

También dijo que en la zona de islas hay un guardaparque trabajando, y que la intención es delimitar una zona de uso público donde se pueda descender de la embarcación y quedarse a pasar el día.

“Todavía el parque no está habilitado pero el personal del Pre Delta pasa por allí todos los días con patrullas de control y vigilancia”, dijo Britos, quien agregó que, como ocurre siempre en zonas de islas, los trabajos de logística “son muy complicados”, ya que todo debe llevarse en embarcaciones y el clima suele ser un obstáculo para lograr los objetivos.

Fuente: Uno Santa Fe