Rosario: Fein, “La ciudad invirtió y ahora faltan los trenes”

Ante el preocupante estado de abandono edilicio y la falta de mantenimiento que presenta la estación Apeadero Sur, se multiplicaron las críticas en el arco político local.

Ante el preocupante estado de abandono edilicio y la falta de mantenimiento que presenta la estación Apeadero Sur, se multiplicaron las críticas en el arco político local.

Ante el preocupante estado de abandono edilicio y la falta de mantenimiento que presenta la estación Apeadero Sur, se multiplicaron las críticas en el arco político local. En esa dirección de cuestionamientos, inquietudes y reclamos, la intendenta Mónica Fein elevó sin rodeos una exigencia al gobierno nacional. “La ciudad invirtió mucho para tener una estación adecuada, pero ahora faltan los trenes”, se encargó de remarcar enfáticamente la mandataria.

Asimismo, mientras se manejan estos requerimientos por las vías formales correspondientes, Fein solicitó que se promueva una baja en la duración del viaje que une Rosario con Retiro (actualmente tarda más de 6 horas) para poder lograr mejores tiempos y así llegar a ofrecer una alternativa de transporte más competitiva, que logre atraer la atención de los pasajeros de toda la región.

En este momento, el panorama es realmente angustiante. Escaleras mecánicas fuera de servicio, un ascensor para personas con movilidad reducida que tampoco opera, falta de higiene, poco movimiento en las boleterías y baños clausurados. Una dolorosa postal de vacío. Además, la planta alta no tiene actividades y las irregularidades se multiplican.

“Hay un solo tren que se detiene en esta estación y en horario nocturno”, advirtió tajantemente Fein, quien destacó que “hicimos una estación de trenes, la ciudad invirtió y pusimos equipamiento para que sea una estación de trenes adecuada. Y ahora faltan los trenes. Ese es el gran desafío que tenemos que afrontar”.

La intendenta comentó que en una reciente reunión con las autoridades nacionales de Transporte planteó dos cuestiones ligadas a esta problemática. “Pedimos la disminución del tiempo que dura el viaje Rosario-Retiro, y comenzar a pensar en otras posibilidades de conexión ferroviaria de la ciudad”, confió.

En este marco, la concejala Lorena Giménez puso el acento sobre este reclamo y se quejó de que “ninguno de los niveles del Estado intercede en su control y funcionamiento”, y resaltó que “nadie intervino para mantener el lugar en condiciones y asegurar además que los usuarios puedan utilizar todas las instalaciones de la estación sin correr ningún tipo de riesgo”.

Fuente: La Capital Rosario