Corrientes: Bronca municipal por el regreso de los recortes

"Acá buscan lograr un desfinanciamiento para el tramo final de la gestión, que afectará a las próximas gestiones", indicó el intendente Ríos.

“Acá buscan lograr un desfinanciamiento para el tramo final de la gestión, que afectará a las próximas gestiones”, indicó el intendente Ríos.

El intendente de la Ciudad de Corrientes, Fabián Ríos denunció ayer que el Ejecutivo provincial comenzó a aplicar nuevos recortes de recursos por pasivos reestructurados más coparticipación que le adeudan a su administración.
“Ahí vamos de nuevo. Ordenan retención a la Municipalidad de Corrientes por 21,5 millones de pesos del Programa Federal de Desendeudamiento, que la Provincia no le paga a la Nación”, escribió el Jefe comunal capitalino en su cuenta oficial de Twitter.
Se tratan de retenciones compulsivas y retroactivas que aparecieron esta semana, 11.807.000 pesos para el período enero-julio. También comunicaron, de manera informal, que habrá más recortes de fondos por un monto similar para el período agosto-diciembre. De aplicarse, la retención indebida alcanzaría casi los 22.000.000 de pesos para este año.
El concepto de las retenciones irregulares, que argumenta la Provincia, es el Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas (Profedes); al que la Municipalidad de Corrientes adhirió en octubre de 2010 y lo ratificó con un acuerdo local -suscrito con el Ministerio de Hacienda de la Provincia- en febrero de 2016.
Uno de los beneficios que ofrece el Profedes es trasladarle a la Comuna capitalina los períodos de gracia para el no pago de pasivos reestructurados, que tienen como principal acreedor al Estado nacional. Beneficios que el Gobierno provincial viene gozando hace 6 años.
A pesar de la vigencia del Programa Federal de Desendeudamiento, la Municipalidad de Corrientes siguió pagando esas deudas reestructuradas (para la cual sigue vigente el período de gracia para el no pago de esos pasivos). Esos recursos fueron y son retenidos, de manera compulsiva, irregular y retroactiva, por la administración de Ricardo Colombi, que no gira esos recursos al Estado nacional que es el verdadero acreedor.
A estas retenciones, aplicadas sin previo aviso, la Comuna capitalina le suma otros 7.000.000 de pesos que el Gobierno provincial le debe, desde el año pasado, por el porcentaje que le corresponde en Coparticipación de los fondos que la Anses comenzó a devolverle en cuotas a todos los distritos del país.
En lo que va de su gestión (tres años y medio), la administración del intendente Fabián Ríos le pagó al Gobierno provincial casi 200.000.000 de pesos en deudas heredadas de gestiones anteriores.

Fuente: El Libertador