Violenta represión policial a trabajadores en huelga en Jujuy

Trabajadores azucareros del ingenio Ledesma, de la localidad jujeña de Libertador San Martín, se enfrentaron ayer violentamente con efectivos de la policía provincial en el marco de una protesta sobre la ruta nacional 34.

Trabajadores azucareros del ingenio Ledesma, de la localidad jujeña de Libertador San Martín, se enfrentaron ayer violentamente con efectivos de la policía provincial en el marco de una protesta sobre la ruta nacional 34.

Los manifestantes mantienen bloqueada la ruta nacional 34 y los caminos internos de la empresa en el marco de una huelga de 15 días y se enfrentaron con los efectivos que mantenían allí un cordón preventivo. Hubo balas de goma y gases lacrimónegos por parte de la infantería, mientras que los trabajadores respondieron con piedrazos: habría varios heridos.

Los trabajadores agrupados en el Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma (Soeail) mantienen un paro por tiempo indeterminado tras el rechazo a la última oferta de recomposición salarial de la empresa y sostienen su pedido de 21.300 pesos.

“Está la orden de reprimir. Hace 15 días que estamos en medidas de fuerza pero la empresa se niega a negociar. Lo único que ha hecho el gobierno es ordenar el desalojo, mientras la empresa aprieta y ningunea los reclamos. Ahora está lleno de policías y acá hay familias enteras”, dijo Rafael Vargas, secretario general de Soeil.

Por su parte, el ministro de Trabajo de la provincia, Jorge Cabana Fusz, sostuvo que el de Ledesma “es un tema grave pero no nuevo, porque vuelve a repetirse la historia del año pasado”, y explicó que en el conflicto salarial de 2016 fue esa cartera la que hizo de intermediaria. Este año ambas partes recurrieron al ministerio nacional. “(Los trabajadores) Vinieron a ver si yo pudiera actuar, y les dije que no tengo ningún problema en lo personal y en lo ministerial, pero no puedo actuar sobre algo que está a nivel nacional”, relató en declaraciones periodísticas.

“Lamento tanta intransigencia, tanto por parte de la empresa como de los trabajadores. No se trata de ver quién confronta más, quién es el más duro. En el medio hay gente que está perdiendo”, agregó.

Fuente: La Capital Rosario