Se viene la Manka Fiesta en La Quiaca, desde el 14 de octubre

El acto inaugural será el sábado. Se espera la participación de comunidades del sur de Bolivia y norte argentino

El acto inaugural será el sábado. Se espera la participación de comunidades del sur de Bolivia y norte argentino.

En pleno siglo XXI con la tecnología en auge, en La Quiaca y como antes de la conquista española la “Fiesta de las Ollas” congregará a cientos de puneños, quebradeños y vallistos en la ciudad fronteriza.

La Manka Fiesta tendrá una nueva edición que comenzará el 14 y se extenderá hasta el 22, como cada tercer fin de semana de octubre el evento reúne a gente que llega para trocar, vender o canjear su pequeña producción.

Manka Fiesta o Fiesta de las Ollas, en quechua, debe el nombre a que los trastos de barro son la principal atracción y parte mayoritaria de la oferta. También hay tejidos además de innumerables objetos.

Se trata de inmensas tinajas, ollas con y sin tapa, platos hondos y planos, figuras que representan a seres míticos de la Puna, hasta chanchitos alcancía que revelan que la economía local solo es de subsistencia.

Por estos días comenzó a llegar gente cargada con canastos, ollas o manufacturas de una sacrificada labor que traen para intercambiar. Otros insertos en la modernidad a bordo de camionetas, las cuales apenas pueden conducir, pero igual llegan, lo importante es estar presentes. No importan los vientos de octubre, que muchas veces traen las tan esperadas lluvias y alivio para la región.

No solamente arriban quienes quieren intercambiar sus mercancías, también están aquellos que traen ungentos medicinales y frascos cuyo contenido según afirman, está la cura milagrosa a todo mal, especialmente las penas.

Mercachifleros o viboreros cargan todo tipo de baratijas, quizás para el citadino no tenga mucha importancia, sí para quien proviene desde sitios lejanos.

Desde el Altiplano boliviano con gran esfuerzo llegan productores de lana ovina, ofertan sus pullos y aguayos multicolores, que impresionan al visitante.

Los vallistos traen frutas como tunas, duraznos, manzanas y las sabrosas granadas, también verduras frescas, que son bien aprovechadas por las amas de casa.

Por supuesto están las populares carpas bailables donde pueden encontrarse a copleros “batiéndose” en duelo de melodías alegres, o aquellas donde hay conjuntos electrónicos.

La ganancia de quienes venden sus productos es poca, sin embargo, tendrán toda una semana de diversión en grande, abundará la chicha hecha de maíz y maní, como otras bebidas aguardientes.

Como ocurre desde algunos años, los predios del exferrocarril Belgrano albergará a la ancestral reunión, para ello ya se trabaja en todo lo necesario, cuestión que feriantes, productores y aquellos que deseen participar tengan la comodidad necesaria.

La organización está a cargo del municipio quiaqueño. Desde la Dirección de Cultura anticiparon a El Tribuno de Jujuy que el sábado desde las 10 los visitantes podrán recorrer el predio, mientras al mediodía será la apertura oficial con la ceremonia a la Madre Tierra y posterior festival con copleros y grupos locales. Mientras que el domingo habrá espectáculos libres y gratuitos.

Fuente: El Tribuno