Concejal del PRO de Rufino desató la polémica por hacer compras directas

A título propio. Lattanzi (derecha) hizo cambiar el neumático de una máquina, y se lo hizo pagar al municipio. El presidente del Concejo le pidió que respete las instituciones.

A título propio. Lattanzi (derecha) hizo cambiar el neumático de una máquina, y se lo hizo pagar al municipio. El presidente del Concejo le pidió que respete las instituciones.

Algunas actitudes del edil, al que se acusa de ir más allá de sus atribuciones, generaron un conflicto que roza el escándalo.

El municipio de Rufino vive por estas horas una situación de conflicto que roza el escándalo, a partir de ciertas actitudes adoptadas por un concejal que se ha tomado atribuciones propias del Ejecutivo y del propio Concejo, tales como compras directas de insumos y ejecución de obras públicas municipales por orden y cuenta propia. Si bien el edil asegura que sus acciones cuentan con el permiso de las autoridades, el intendente de la ciudad lo desmiente terminantemente.

La última situación, insólita, se dio cuando el edil del PRO Natalio Lattanzi ordenó cambiar una cubierta de la motoniveladora aduciendo que tenía la autorización del intendente Gustavo Dehesa. El neumático fue reemplazado anteayer, pero estuvieron a punto de desarmarlo luego de que el intendente dijera que la reposición debía ser abonada por el mismo concejal que ordenó el trabajo. El episodio se suma a otro conflicto desatado semanas atrás, cuando el mismo concejal contrató una retroexcavadora para hacer tareas que le competen al Ejecutivo.

Según declaró a radio Uno de Rufino, «la gomería Palarich vendió una cubierta para una motoniveladora del municipio el pasado 14 de febrero. La compra fue por orden del concejal Natalio Lattanzi, quien afirma haberlo hecho con autorización del intendente. Pero Dehesa señala que no dio esa autorización.

Ayer Lattanzi hizo retirar la cubierta ya que no quería pagarla de su propio bolsillo, pero el jefe municipal llamó al gomero para que no la sacaran, y que se hacía cargo el municipio».

El fenómeno Lattanzi comienza a preocupar a propios y extraños ya que su particular estilo de hacer política hace que se mezclen los roles del Ejecutivo y el Legislativo. Semanas atrás también tuvo un altercado con la Intendencia ya que por sus propios medios contrató una retroexcavadora para realizar un canal en un barrio sin la debida autorización. «Sacó el agua de un lugar y lo llevó a otro», dijo Dehesa, quien aseguró que «bajo ningún punto de vista le corresponde hacer lo que está haciendo».

En defensa propia

Lattanzi se defendió diciendo que «hace un tiempo vengo siguiendo el mantenimiento de la maquinaria municipal y observando grandes descuidos. La única motoniveladora del parque automotor municipal entró a la gomería dos días seguidos por rotura de un neumático. Por eso gestionamos una cubierta para solucionar el problema, ya que sin herramientas no se puede trabajar y como decía mi abuelo molino parado no saca agua».

Sin embargo, Lattanzi creyó que esa cubierta, que cuesta alrededor de 7 mil pesos, iba a ser abonada por el municipio, donde a su vez dieron por descontado que lo abonaría quien impartió la orden. Por eso la cubierta se colocó, se sacó y se volvió a colocar. Lattanzi triunfó en la partida porque la cubierta la pagará el municipio y el beneficio político se lo lleva el edil macrista.

En diálogo con La Capital, Dehesa sostuvo que «Lattanzi aprovechó que tenía que ir a buscar una cubierta a Venado Tuerto para uno de sus camiones y trajo la de la motoniveladora. Nuestra política es comprar en la ciudad y para ello debe contar con una autorización del Concejo».

Por su parte el presidente del legislativo, Gerónimo Solimano (FPCyS), emplazó al edil a respetar las instituciones: «No puede Lattanzi ni nadie crear una secretaría de Obras Públicas paralela. Le dijimos que si él puede hacer un aporte, bienvenido sea pero tiene que ser con el aval del intendente y de Obras Públicas. Lo que hace es una falta de respeto a las instituciones democráticas. Le dijimos claramente que no estamos de acuerdo con lo que hace».

En diálogo con la Tribuna del Sur, Solimano agregó que «no se entiende muy bien por qué actúa de esa manera. O bien sigue en campaña o está haciendo las cosas en forma alocada. El es concejal y debe dar el ejemplo. No puede ser el primero en no respetar las ordenanzas vigentes». El sábado Lattanzi volvió a realizar trabajos de zanjeos por su cuenta en un barrio de la ciudad.

Se hizo famoso con la 125

Abel Lattanzi surgió a la política a partir de los piquetes agrarios de 2008. Fue cabecilla del piquete más duro de la provincia contra la resolución 125, enclavado en las rutas 33 y 7. Lo hizo desde los autoconvocados y su protagonismo le valió el mote de “guapo”. En ese piquete se registraron hechos de violencia, tiroteos y hasta la quema de un tractor y una casilla.

Fue el piquete en dónde se construyó una muralla en la misma ruta 7 en el sentido hacia Laboulaye.

El año pasado se presentó como candidato de PRO y arrasó en las urnas tras obtener más del 54 por ciento de los votos. Desde que asumió propuso medidas que mucha gente aplaude pero que resiente su relación con sus pares: propuso la reducción en las dietas de los ediles y hasta una rebaja sustancial en los gastos operativos. Su sueldo lo dona a entidades de bien público.

Lattanzi sostiene que es una nueva forma de hacer política la suya. “Nuestra idea es trabajar por la gente y junto a la gente”. Es consciente de que tiene un amplio respaldo popular y quizás sea el futuro intendente de Rufino; un municipio jaqueado por la deuda a proveedores y con conflictos constantes con los trabajadores comunales.

«Súper Natalio»

Lazzanti ya tiene ganado un nuevo apodo en Rufino: Supernatalio. Y no sólo eso, también tiene un tema musical realizado por un músico local, Mauro Lecornel. El tema cumbiero y pegadizo relata las “bondades” del edil y todo lo que hace en función de la sociedad rufinense.

Fuente: La Capital de Rosario