El curanto tuvo su fiesta

A pesar de la cancelación de la Fiesta Nacional del Curanto, Colonia Suiza llevó a cabo su fiesta con la tradicional comida, y músicos locales. Gran cantidad de residentes y turistas se acercaron para disfrutarlo.

A pesar de la cancelación de la Fiesta Nacional del Curanto, Colonia Suiza llevó a cabo su fiesta con la tradicional comida, y músicos locales. Gran cantidad de residentes y turistas se acercaron para disfrutarlo.

El Gringo Nielsen destacó que “más allá del sacrificio la fiesta es algo muy propio”. Destacó que “fue inventada por mi madre, trajo esta historia de Chile, de una aldea muy cerquita de Victoria, donde se hacían este tipo de eventos”.

Haciendo memoria contó por lo menos 1200 curantos, bajo la lluvia o la nieve, o con cualquier condición, pero señaló que “cada curanto que abrís es un nuevo nacimiento, es una emoción, más cuando aparece la Bandera”.

Manifestó que es algo lindo porque “es parte de lo que los abuelos de esto nos dejaron”. Agradeció a Cancino Ojeda y Neutral Goye por “haber elegido esta rama para seguir adelante” y agregó que “es parte de una identidad que uno la tomó como propia”, resaltó.

Pablo Guzmán, presidente de la junta, resaltó que con “esfuerzo” pudieron hacer “nuestra fiesta”. La fiesta se realizó con artistas locales y “músicos nuestros”. Destacó que en esta oportunidad la fiesta apuntó a la “gente nuestra”.  “El curanto es un ícono, Colonia Suiza es la capital del Curanto, es algo que atrae, una maravilla”, sintetizó.

Turistas de distintos lugares se acercaron para disfrutar de la fiesta. Una turista francesa comentó que eligieron Bariloche “porque es una linda ciudad”, igual que el país. Recorren desde Iguazú, junto a su pareja y su hija.
También turistas de Ecuador se acercaron con ganas de probarlo “para ver si es tan rico como dicen”.

Fuente: Bariloche 2000