El drama de los comerciantes mendocinos por los alquileres: algunos pagan hasta $70.000

Es un hombre de mediana edad, de tez morena y pelo negro. Algunas canas asoman entre su tupida cabellera, como testigos del tiempo que pasó y las cosas que vivió.

Es un hombre de mediana edad, de tez morena y pelo negro. Algunas canas asoman entre su tupida cabellera, como testigos del tiempo que pasó y las cosas que vivió. De estatura media y con mirada triste, espera de pie la llegada de algún cliente. Sin esperanzas trata de hacerle frente a la adversidad y a la crisis económica. Se llama Luis y es el dueño de un café céntrico.

“Yo estoy re mal. Hace 5 meses que no pago impuestos. Pago el alquiler de a poco y como. Nada más. Estoy esperando que caiga una inspección y cuando caiga levanto todo y me voy”, relató el comerciante al ser consultado sobre su negocio y la baja del consumo.

Con semblante resignado accedió a hablar con Diario UNO y contar “su odisea, similar a la de muchos otros argentinos”.

“El alquiler aca es carísimo. En enero me aumentaron más del 50%. Eso me mató. No me queda ganancia, cambio la plata nada más”.

El hombre contó que los insumos le suben todos los días. Resaltó que “por ejemplo la leche le sale $50, le aumenta constantemente y él al desayuno no lo puede aumentar todos los días”.

“La clientela me disminuyó mucho. Me fundí. Cuando me vaya de acá buscare trabajo, algo haré. No sé, pero acá si blanqueas sos un paganini mal. El gas, la luz, el monotributo, el alquiler que es alto…”, concluyó.

Tanto desde la Federación Económica Mendoza (FEM) como desde la Cámara Empresaria Comercio Industria y Servicio de la Ciudad de Mendoza (Cecitys), afirmaron que hay gran cantidad de negocios que por la crisis económica debieron cerrar su puertas.

El cierre del 20% de los locales comerciales del microcentro por la caída de las ventas, y el hecho de que en su mayoría son de comerciantes locales, abrió un nuevo capítulo sobre la situación que atraviesan los comerciantes mendocinos.

Estanislao Puelles Milán, titular de Corredores Inmobiliarios de Mendoza, habló sobre la situación y enfatizó en que los propietarios de los inmuebles también están atravesando una “fuerte tormenta”.

Precios

El Secretario de Comercio y Servicios de la Federación Económica de Mendoza (FEM), Adolfo Brenann, señaló que alquilar un comercio en calles no centrales, como es la Espejo, les sale a los comerciantes entre $40.000 y $70.000. Mientras que, un local pequeño para poner un kiosko po ejemplo, cuesta alrededor de los $15.000.

Indicó que estos valores son así porque están dolarizados.

Por su parte, Estanislao Puelles Milán (Corredores Inmobiliarios) estimó que el alquiler de un local comercial de 30 metros cuadrados en las arterias laterales del microcentro “cuesta entre 40.000 y 60.000 pesos dependiendo la cuadra, el lado de la vereda”.

Al referirse a los precios, dijo que “no hubo negociación que alcanzara para amortiguar (la crisis económica) debido a que los inquilinos tienen grandes problemas en las ventas y en el aumento de los servicios”.

“Muchos le echan la culpa solamente al alquiler, pero lo que más se ha atrasado en relación a la inflación son los alquileres. Si vos te pones a analizar fríamente los números, lo que pagan de luz, gas y tasas municipales es impresionante el aumento que han tenido”.

La otra voz

“No le sirve a nadie. En 25 años de profesión nunca vi una situación como la que se está viviendo en estos momentos, con alquileres altos para los comerciantes y la rentabilidad más baja de los últimos 30 años para el propietario. Es preocupante”, dijo Estanislao Puelles Milán, titular de Corredores Inmobiliarios de Mendoza.

Como el énfasis se puso en el monto de los alquileres; desde el sector inmobiliario defendieron que la situación es compleja tanto para el locador como el locatario.

“Hay locadores que continúan alquilando con los canones de principio del 2018, es decir, los propietarios han entendido la situación de los inquilinos y de algún modo para que el local no se desocupe y acompañar un poco, negociaron esa actualizacion”

Estanislao Puelles Milán, titular de Corredores Inmobiliarios de Mendoza estimó que desde junio del año pasado hasta la actualidad hay entre un 30% y un 35% de locales sin ocupar y que están siendo ofrecidos, tanto en el microcentro como en sus alrededores.

Explicó que la flexibilización en la negociación y en los precios “fue lo que evitó una caída aún más estrepitosa que podría haber llegado al 50%”.

Fuente: Uno