El gobierno italiano cruzó al francés y defendió a los chalecos amarillos

Las polémicas declaraciones surgieron luego de que la ministra francesa de Asuntos Europeos, Nathalie Loiseau, hiciera un llamado diplomático a Roma a no entrometerse en sus asuntos internos.

Las polémicas declaraciones surgieron luego de que la ministra francesa de Asuntos Europeos, Nathalie Loiseau, hiciera un llamado diplomático a Roma a no entrometerse en sus asuntos internos.

Ambos vicepresidentes del Gobierno de Italia, Luigi Di Maio y Matteo Salvini,líderes del antisistema M5S y la ultraderechista Liga del Norte, respectivamente, volvieron a expresar su apoyo a los “chalecos amarillos” de Francia.

“Chalecos amarillos, no se rindan. El Movimiento Cinco Estrellas los apoya”, planteó ayer Di Maio en un artículo publicado en el blog del movimiento que encabeza y que forma el Ejecutivo italiano junto a la Liga Norte.

Agregó que quedó impresionado al encontrarse con que entre sus reclamos figura el pedido de democracia directa y en ese punto, Di Maio puso “a disposición” del movimiento francés la plataforma de votación utilizada por el Cinco Estrellas para la elección online de candidaturas.

Por su parte, Matteo Salvini, líder de la Liga Norte y vicepremier y ministro del Interior, sostuvo: “Apoyo a los ciudadanos de bien que protestan contra unpresidente que gobierna contra su pueblo pero, de manera absoluta y total condeno todo episodio de violencia, que no sirve a ninguno”.

Di Maio recordó a Francia que son sus políticas colonialistas en África las causantes de las migraciones que hoy afectan a Italia.  “Quizás se olvida de cuando su presidente Macron, hablando de nuestro gobierno, nos había comparado con la lepra”, sostuvo el también líder del Movimiento Cinco Estrellas en respuesta a las críticas de París a su apoyo a las protestas en Francia.

A través de un mensaje en la red social Facebook, Di Maio explicó que no puede estar en desacuerdo con los reclamos de los franceses: “El pueblo pide el cambio y que sus exigencias sean más escuchadas. No puedo no compartir estos deseos”, afirmó. Además, Di Maio se quejó de la “hipocresía” del gobierno galo, con el que ha mantenido varios cruces por la política migratoria.

“Está claro que alguna cosa debe cambiar. Por ejemplo, es hora de parar de empobrecer a África con políticas colonialistas, que causan ondas migratorias hacia Europa y que Italia ha tenido varias veces que enfrentar sola”, criticó el líder del Cinco Estrellas.

Las declaraciones de Di Maio llegan horas después de que la ministra francesa de Asuntos Europeos, Nathalie Loiseau, llamara a Roma a no entrometerse en sus asuntos internos.

“Cada gobierno tiene como prioridad ocuparse del bienestar y del futuro de sus propios compatriotas, así que pienso que la prioridad del gobierno italiano es ocuparse del bienestar del pueblo italiano. No estoy segura de que interesarse por los ‘chalecos amarillos’ tenga que ver con el bienestar del pueblo italiano”, afirmó la política al llegar a una reunión de ministros en Bruselas.

Fuente: InfoNews