El Intendente de La Plata vetó el polémico “dietazo” de los concejales platenses

Según el decreto, la ordenanza aprobada por el Cuerpo en la última sesión del año, una reforma del cálculo del salario que en los hechos derivó en un aumento del 25% de sus ingresos, conforma "una franca violación a la Ley Orgánica de Municipalidades"

Según el decreto, la ordenanza aprobada por el Cuerpo en la última sesión del año, una reforma del cálculo del salario que en los hechos derivó en un aumento del 25% de sus ingresos, conforma “una franca violación a la Ley Orgánica de Municipalidades”, que regula el procedimiento que se debe aplicar para la liquidación de los concejales.

A través de un decreto, el intendente de La Plata, Julio Garro, vetó la nueva fórmula de conformación del salario de los concejales que había sido aprobada por el cuerpo en la última sesión del año, en un polémico procedimiento que derivó en el aumento del 25% de las dietas en el cuerpo.

En medio de maratónica sesión extraordinaria en la que se aprobó el Presupuesto Municipal para el corriente año, más las reforma Fiscal –además de otras normas como la regularización de emprendimientos inmobiliarios y la recolección de basura- los concejales platenses aprobaron una ordenanza que derivó en el aumento de un 25% de sus dietas, al cambiar la base de conformación de su salario.

Sobre tablas, los concejales introdujeron –y aprobaron- una ordenanza que incorporó leyes que regulan el sistema de jubilaciones en la Provincia de Buenos Aires, para reformar la base de cálculo de la dieta de los concejales, que trajo como consecuencia el incremento de sueldos. La sigilosa maniobra en el Deliberante local, disparó sospechas sobre una oculta intención para incrementar sus ingresos, a partir de una “forzada” interpretación de la normativa vigente en el ámbito provincial.

A través de un decreto que lleva 3 artículos, el intendente de La Plata, Julio Garro, vetó hoy la polémica ordenanza, al asegurar que de la normativa vigente hasta la aprobación del dietazo, “el salario de los concejales de La Plata se compone de la dieta, el sueldo anual complementario, y la bonificación por antigüedad”.

En los considerandos de la decisión del Ejecutivo platense, se remarca, además, que “de los tres componentes, para el caso de la dieta, el artículo 92 del Decreto Ley – 6769/58- Ley orgánica de las Municipalidades”, se regula los parámetros “para su cálculo con máximos y mínimos, disponiendo como tope cinco meses de sueldo mínimo fijado por el Presupuesto de Gastos, para el personal administrativo municipal en las Comunas de hasta veinticuatro Concejales, y como mínimo el 50% de la escala aludida”.

Tras remarcar la fórmula vigente para el cálculo de la “antigüedad”, y del “sueldo anual complementario” de los concejales, el Ejecutivo interpretó que la nueva normativa “cambia sustancialmente la composición salarial de los concejales de La Plata”; y lo hace de forma arbitraria.

“En concordancia con lo descripto, es evidente que la ordenanza 11.769 amplía los conceptos que conforman el salario de los concejales, en franca violación con lo estipulado por la Ley Orgánica de las Municipalidades, la cual regula lo atinente al funcionamiento de los Municipios dentro de la Provincia de Buenos Aires”; refuerza la parte argumental del veto firmado en la tarde de hoy.

Aunque de raíz técnica, la posición del Ejecutivo que trascendió en los últimos días, tiene, además, un componente político: no cayó bien en la conducción de la gestión municipal, la decisión de los concejales de aumentarse su dieta, en medio de una situación crítica en materia salarial para el resto de los ciudadanos, en medio de una economía golpeada que castigó los ingresos en general con pérdida en el poder adquisitivo de todos los sectores.

Fuente: InfoCielo