El transporte de Rosario se queda sin proveedor de nuevos colectivos urbanos

Se debe al cierre de la carrocera Metalpar. Esto pone en riesgo la renovación del 30 por ciento de la flota que exige el nuevo sistema.

Se debe al cierre de la carrocera Metalpar. Esto pone en riesgo la renovación del 30 por ciento de la flota que exige el nuevo sistema.

El transporte urbano de Rosario se quedó sin el principal proveedor de colectivos 0 kilómetro y peligra el proceso de renovación total de la flota que exige el nuevo sistema. El cierre de la carrocera Metalpar (ver página 13), que dejó de operar por la crisis y la baja demanda de unidades, impactó fuerte en las tres empresas urbanas de la ciudad, que aún deben cambiar el 30 por ciento de sus coches. El municipio convocó a las firmas para analizar alternativas para la adquisición de los micros, que en el último año triplicaron su valor de mercado y pasaron de dos a seis millones de pesos.

El presidente del Ente de la Movilidad, Carlos Comi, advirtió que el cierre de la carrocera más grande del país “afecta mucho al transporte de la ciudad porque no quedan lugares para adquirir nuevos colectivos”.

Según Comi, las propias empresas del sector, la estatal Movi, las privadas El Cacique y Rosario Bus le transmitieron al municipio que se quedaron sin proveedor para abastecerse.

“Esto es lo que nos transmiten las empresas que operan en la ciudad. El resto de las carroceras tienen sus plantas cerradas, con trabajadores suspendidos. De gran envergadura, Metalpar era la única que operaba en el país y lamentablemente se cerró”, sostuvo por La Ocho.

En ese marco, el funcionario confirmó que habrá una nueva ronda de diálogo con las empresas de transporte para buscar alternativas de compra ya que aún falta renovar el 30 por ciento del sistema.

Metalpar es la productora de carrocerías de colectivos más grande del país y ya les comunicó a sus 600 empleados que dejará de operar y que serán indemnizados. La compañía tenía su principal planta en la localidad de Loma Hermosa, en el partido de Tres de Febrero, en la provincia de Buenos Aires.

La elevada tasa de interés que cobran los bancos afectó gravemente la renovación de unidades por parte de las empresas de transporte, lo que repercutió negativamente en las finanzas de Metalpar y la impulsó al cierre.

“Yo la visité en octubre pasado y nos expresaron su preocupación porque, salvo el caso de Rosario, no tenían pedidos de otros lugares del país y nos alertó que esto podía pasar”, contó Comi, quien destacó que la firma pasó de fabricar 20 unidades por día a sólo dos.

El titular del Ente de la Movilidad informó que las empresas “Movi y El Cacique están íntegramente de acuerdo a pliego, Rosario Bus le falta renovar unas líneas. El porcentaje general falta un 30 por ciento. Igual somos optimistas porque la empresa nos dio algunas alternativas para poder conseguir los nuevos coches”.

Comi admitió que se analizó la opción de importar unidades de países vecinos como Brasil. “Pero tiene aranceles muy altos y termina siendo muy costoso el valor final”, apuntó.

El funcionario municipal resaltó que un factor clave que influyó en el cierre de la carrocera fue el financiamiento. “Los bancos ni siquiera prestan a esas tasas de interés de hasta el 75 por ciento que en algún momento fijó el Banco Central para las Leliq para frenar al dólar. Menos para montos tan altos como lo que se necesita para comprar varios colectivos”, precisó.

En ese sentido mencionó que hoy una unidad 0 kilómetro “sale seis millones de pesos. Hasta hace un año costaba dos millones. Es la foto del país, es la economía que se vive a diario. Ahora ya se habla de una nueva suba del combustible por la suba del dólar y del barril del petróleo”.

De allí que el titular del Ente señaló: “Somos exigentes al momento de fiscalizar el cumplimiento del pliego, pero no podemos desconocer esta realidad. Igual vamos a buscar alternativas

En paralelo, este mes el Ente debe girar a la Intendencia el nuevo estudio de costos, que podría derivar en una nueva suba del boleto, en base a las facultades que le concedió el Concejo al Ejecutivo.

Fuente: La Capital