En el paro nacional, Santa Fe también alzó la voz en una ciudad casi paralizada

Con un acto y movilización multitudinarios, los gremios santafesinos marcaron la adhesión a la medida de fuerza general en las calles del microcentro.

Con un acto y movilización multitudinarios, los gremios santafesinos marcaron la adhesión a la medida de fuerza general en las calles del microcentro.

Esta mañana, cientos de trabajadores santafesinos se movilizaron para reclamar en el marco del paro nacional que llevan adelante las centrales obreras argentinas. Si bien hubo algunos comercios abiertos –principalmente en las zonas más alejadas del centro–, la mayor parte de la ciudad permaneció inmóvil. Sin colectivos, bancos, escuelas y administración pública (entre otros tantos sectores); la medida tuvo un gran efecto en la capital provincial.

En una marcha que comenzó en la Plaza del Soldado una multitud se dirigió a pie, con cánticos y banderas, hacia la intersección de avenida 27 de Febrero y Salta, donde se armó el escenario principal. Las voces de los principales referentes santafesinos enumeraron los pedidos sobre los cuales hizo eje la paralización de actividades de estas 36 horas.

Claudio Girardi, secretario general de la CGT en Santa Fe y de La Bancaria, remarcó la elevada adhesión al paro y destacó que también muchos privados cerraron sus puertas. “La verdad es que es valorable la decisión de cerrar, porque esta política no afecta solo a los que tenemos recibos de sueldo. Mientras los asalariados sigamos perdiendo poder adquisitivo, los privados también van a perder”, resaltó el dirigente. Y continuó: “Cuando el trabajador no tiene un mango en el bolsillo, los privados se funden o, como mínimo, reducen sus ganancias”.

El paro se construye, es un estado de conciencia. La clase trabajadora lucha y se escucha y molesta. Y acá estamos, en la calle.  Jorge Hoffmann, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado

Sobre esto último, Girardi también se refirió a aquellos que no paran o que critican la medida y consideró: “Los enemigos del pueblo están en la Casa Rosada haciendo negocios con las grandes empresas y el Fondo Monetario Internacional. Eso alguien lo tiene que pagar y lo pagamos nosotros. Con una devaluación del ciento por ciento en 60 días el poder adquisitivo de cualquier trabajador se reduce a la mitad. Nos cuesta el doble comprar las cosas. Contra esas medidas del gobierno nacional estamos realizando este paro en todo el país, con actos en Santa Fe, en Rosario, en Reconquista, en Gálvez, entre otras localidades”.

Más allá de que evitó darle una connotación partidaria a la movilización, el secretario general de la CGT enumeró: “Tuvimos 48 leyes laborales durante el kirchnerismo, aún con los errores que hubo en el gobierno de Cristina (Fernández). No era todo perfecto, pero la gente tenía más plata en el bolsillo. Hubo cinco millones de puestos de trabajo y no es que los trabajadores iban a Suiza o a Panamá a depositar la guita. Se compraba más verdura, más carne, bicicletas, ropa. Se hacía un dormitorio más en la casa, se iban de vacaciones, cambiaban el auto… Los trabajadores llegaban a fin de mes. Con pobreza también, claro, no es que no existía, pero se  notaba el crecimiento. Ahora no”.

Con fuertes críticas a la gestión de Mauricio Macri, Girardi hizo alusión a otra de las decisiones del gobierno nacional: “¿Qué eran los subsidios a las tarifas? Eran un sueldo indirecto para el trabajador. Si ahora pagás 2.000 pesos y antes pagabas 500, el Estado te subsidiaba 1.500 pesos de tu salario. Era una decisión política, no era un error. Ahora subsidian a las grandes empresas”.

Los enemigos del pueblo están en la Casa Rosada haciendo negocios con las grandes empresas y el Fondo Monetario Internacional. Eso alguien lo tiene que pagar y lo pagamos nosotros.” Claudio Girardi, secretario general de la CGT Santa Fe

Otro de los referentes históricos de lucha en Santa Fe que se refirió a la medida nacional fue Jorge Hoffmann, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), quien expresó la voluntad de “las centrales obreras para decirle al gobierno de Macri No a un Presupuesto «dictado» por el FMI, No más despidos, No más ajuste, No a la Reforma Laboral y derogación de la Previsional”.

En ese sentido, Hoffmann reflexionó: “El paro se construye, es un estado de conciencia. La clase trabajadora lucha y se escucha y molesta. Y acá estamos, en la calle”. Y acotó: “Las centrales obreras nos movilizamos desde todos los puntos del país hacia el gran paro activo de este martes, en rechazo a las políticas de ajuste, despidos y pobreza del gobierno nacional”.

Por su parte, la secretaria general de Amsafé y titular de CTERA a nivel nacional, Sonia Alesso, cuestionó las declaraciones del presidente Mauricio Macri, quien se manifestó desde Estados Unidos estar dispuesto a competir por la reelección en el cargo en los comicios del año próximo.

“Me parece terrible que lance la candidatura de presidente en Washington mientras está tratando de renegociar con el Fondo Monetario Internacional más ajuste para el pueblo. Eso es algo a lo que Macri nos tiene acostumbrado. El pueblo será el que decida como corresponde los destinos del país”, afirmó la representante de los maestros de las escuelas públicas.

Alesso brindó además esta mañana su valoración sobre el paro general decretado por la CGT y las CTA para hoy. “En Santa Fe no queremos el ajuste. Hay un sindicalismo que resiste y que siempre resistió”, expresó la dirigente.

“Hay un sector del movimiento obrero que no está dispuesto a arrodillarse, ni a conceder que se sigan muriendo pibes de hambre, que se sigan perdiendo puestos de trabajo, que los sectores medios no puedan pagar las tarifas y que las maestras tengan que pedir créditos para pagar la luz y el gas”, remarcó Alesso.

La dirigente también expresó su preocupación por los episodios de represión a las protestas sociales o gremiales. “Hay un aumento de la escalada represiva muy preocupante. A este gobierno le molesta que haya solidaridad con los maestros y con los que han perdido el trabajo”, añadió.

Un referente que sumó su voz en esta jornada de paro fue el secretario general de la Unión Docentes Argentinos y Secretario de Políticas Educativas de la CGT, Sergio Romero, quien destacó “el alto acatamiento, que demuestra una vez más la disconformidad de los trabajadores”.

“La gente hoy expresó disconformidad con la gestión de Mauricio Macri, que no tiene rumbo, con un gabinete que se está despedazando. No creo que pueda encaminar la economía en el corto tiempo de gestión que le queda, ha hecho daños muy profundos a los trabajadores, a la educación”, concluyó el dirigente santafesino.

Fuente: Uno