En lo que va del año la provincia de Tierra del Fuego lleva invertidos 150 millones en asistencia social

Como consecuencia de la inflación y el crecimiento del padrón de beneficiarios, en sólo 8 meses Tierra del Fuego superó los 144 millones que fueron necesarios durante todo el año 2017.

Como consecuencia de la inflación y el crecimiento del padrón de beneficiarios, en sólo 8 meses Tierra del Fuego superó los 144 millones que fueron necesarios durante todo el año 2017. Los beneficiarios de Red Sol al mes de agosto, son alrededor de 3800.

La Ministra de Desarrollo Social de la provincia, Lic. Paula Gargiulo, dijo hoy que “hay un crecimiento en la demanda social que se profundizó más durante los últimos tres meses, de acuerdo a lo que podemos visibilizar en nuestro programa Red Sol” y brindó cifras estimativas.

“Durante los últimos tres meses el gobierno ha registrado un notable incremento en el Programa provincial  que permite a las familias en situación de vulnerabilidad social, incorporarse e incluirlas al padrón”.

“En junio se incorporaron 300 beneficiarios, en julio otros 400 y en agosto se produjeron 560 altas. Ahora estamos viendo a cuántas se llega en el mes en curso”, detalló en declaraciones a FM Aire Libre esta mañana.

De esta manera, y siempre de acuerdo a los datos suministrados por la ministra,  en mayo, el padrón general de beneficiarios de Red Sol de la provincia sumaba 2500 personas,  en junio fueron 2900,  3200 en julio y en agosto 3800.

Si bien los datos son generales, la ministra reconoció también que la mayor cantidad de altas se registra en Río Grande. “El año pasado cerramos en 144 millones el dinero invertido, incluyendo diferentes programas, tarjetas sociales, convenio nacional, subsidios, pasajes, deudas de alquiler. Este año, sólo hasta agosto, ya llevamos 150 millones”, detalló.

En cuanto al nuevo plan alimentario “Cuidemos la mesa fueguina” lanzado ayer, Gargiulo dijo que “con esta tarjeta se intenta impulsar el consumo interno, inyectar recursos a la economía de la provincia. Cuando el estado sale a comprar,  consigue precios, pero no es lo mismo que cada uno compre lo que le parece mejor para su familia en diferentes comercios”, haciendo referencia a almacenes, carnicerías y verdulerías, a la cuales se pretende sumar a la iniciativa.

Además advirtió que este programa nace ante la incertidumbre de que la Nación siga o no girando fondos para ayuda social a partir de 2019.  “Hasta diciembre hay un convenio nacional vigente y no tenemos la certeza de que siga en vigencia después de ese plazo. Por eso iniciamos este programa, para no dejar a la gente desprotegida si eso ocurre”, concluyó

Fuente: Reporte Austral