Los trabajadores municipales de Bahía definen los pasos a seguir en una asamblea extraordinaria

Se reunirán el próximo jueves en el Club Independiente (a partir de las 10) para decidir si se acepta o no la propuesta del Ejecutivo en las reuniones de paritarias.

Se reunirán el próximo jueves en el Club Independiente (a partir de las 10) para decidir si se acepta o no la propuesta del Ejecutivo en las reuniones de paritarias.

El Sindicato de Trabajadores Municipales de Bahía Blanca atraviesa horas clave para la definición de las actuales paritarias.

Luego de algunas reuniones con el Departamento Ejecutivo, el sindicato decidió llamar a una asamblea general extraordinaria con el objetivo de consultar a las bases, para definir los pasos a seguir al respecto.

Dicha asamblea se realizará el próximo jueves 5 de abril, a las 10, en el club Independiente (Italia 250).

“Las paritarias se han dilatado más de lo necesario. Creo que eso debería ser más ágil, darle la relevancia que debe tener una paritaria y cuando se va a la mesa de negociación tener algún dato más concreto”, entendió Fabio Angelini Secretario Adjunto del gremio.

“No nos queda otra que decidirlo por asamblea. Fuimos con dos propuestas a las paritarias, que fueron: un  aumente de un 15% semestral, es decir 5% bimestral a partir de enero hasta junio; y después sentarnos para ver como íbamos con la inflación. Y la otra, un 24% anual”, explicó el Secretario Gremial del sindicato Federico Anselmi.

“Esas fueron las propuestas -agregó- y en la última reunión nos encontramos con que no habría movimientos con la línea nacional y provincial, que sería un aumento del 15% anual. Como la propuesta no llega al mínimo requerido por los trabajadores, se va a decidir por asamblea si se acepta o no. Es una decisión que depende de todos ellos”, señaló Anselmi.

En ese sentido el Subsecretario Gremial, Gabriel Venanzi, agregó: “Vamos a ir a las bases, ahí ellos decidirán si aceptan el aumento o no y si se toma alguna medida”.

No obstante, existe la posibilidad de que antes del jueves haya una nueva oferta por parte de Ejecutivo que cambie o no la situación actual, según explicó Angelini.

“La asamblea se generó a raíz de que las dos propuestas que elevamos nosotros, que habían sido consensuadas con las bases (todos los cuerpos Orgánicos y de Delegados), no se tomaron ninguna de las dos e hicieron una contraoferta que es bastante inferior.

Nos quedamos con algo de que el Ejecutivo ha repetido en varias reuniones: que no quieren que el empleado pierda nivel adquisitivo. Me quedo con esas palabras, tengo la esperanza de que antes del jueves haya una oferta mejoradora.

La idea es buscar que en la inflación no vaya comiendo como un “pac-man” a nuestro sueldo”, entendió Fabio.

Lo que se viene

De lo que suceda en los próximos días decantará los pasos a seguir por parte del sindicato, en consenso con los trabajadores.

-¿Son optimistas con respecto al futuro?

-Federico Anselmi: Por lo que vengo hablando con los trabajadores no soy optimista. Sino se estiran un poco en cuanto al ofrecimiento, no. La verdad es que estamos esperando una oferta mejor, porque la que hicieron es insuficiente.
Tenemos la esperanza de que antes de la asamblea del jueves haya una oferta mejoradora para seducir al trabajador. Porque es poco lo que ofrecieron.

No me parece que vayamos a terminar de buena manera, porque la asamblea tiene dos puntos fundamentales. Uno, es la aceptación o no de esta propuesta y la otra, si es no es aceptada, el segundo punto, sería evaluar que medidas de fuerza tomar.

-Gabriel Venanzi: No creo que se acepte este 15% de aumento. Después las medidas a tomar pueden ser muchísimas, pero se decidirá el mismo jueves.

Hoy nosotros pasamos de ser dirigentes, a ser consultivos. Fuimos a las paritarias con una base que nos dieron los delegados pero la oferta no llegó a eso, entonces directamente pasamos a la bases, como dice el estatuto.

-Fabio Angelini: Dependerá de lo que decidan los compañeros, la asamblea es libre. Nosotros no hemos tenido muchas, porque siempre hemos llevado la propuesta y ha sido aceptadas. Pero ahora lo llevamos a asamblea, para que el que se quiera expresar lo haga. Creo que es el mejor ejemplo de democracia que podemos tener. Pensá que detrás de cada empleados hay una familia, esperando ese salario. Por eso a veces le pedimos al vecino que tenga una contemplación… aparte ese salario después se vuelca en los comercios bahienses. El bahiense compra en Bahía, su salior queda acá.

El diálogo con el Ejecutivo

Desde principio de año, con la histórica huegla en el hall municipal del 5 de enero, el diálogo entre el Ejecutivo y el gremio ha atravesado por distintos momentos.

En la actualiadad estos tres dirigentes admiten que se ha dando un paso hacia adelante en este sentido y se ha mejorado la conexión entre ambos sectores.

“Ahora el diálogo está mejorando, tenemos una charla permanente desde la quinta paritaria. Si bien habíamos estado un poco cortante con el diálogo, hoy es bueno.

Si bien pensamos disitinto en algunos puntos, mientras haya diálogo todo se pude solucionar. Hoy ese diálogo existe y eso es bueno”, admitió Venanzi.

“Entendieron que el diálogo es la base de cualquier avance para todos -explicó Angelini-, las imposiciones no son buena para nada ni nadie.

Nosotros más que nadie tenemos la camiseta del municipio puesta, el esfuerzo del empleado municipal se ve día a día en todos los ámbitos”,explicó Angelini.

En cuanto a esta relación actual, Anselmi opinó lo siguiente: “Si bien el presente entre el sindicato y el Ejecutivo venía medio distanciado, nosotros insistimos desde un comienzo que la gestión la tenemos que hacer entre los dos.

Más que nada porque somos parte de la misma cosa, ellos están en la cabeza del municipio y nosotros, los empleados, tratamos de hacer lo mejor para el municipio, que estamos desde siempre.

Nosotros -explicó-, por parte de la gestión gremial, acompañamos la gestión viendo que no vulnere ningún derecho. Pero la idea es trabajar en conjunto, seguimos insistiendo en el diálogo. En el último tiempo hubo un poco de acercamiento” apuntó Federico.

-Esto esa algo fundamental, ¿no?

-Si, porque si no hay diálogo, un ida y vuelta que nos sirva a los dos, no se puede laburar.

Vos fijate que últimamente, hasta el propio trabajador empieza viendo que el ejecutivo no se hace eco de las cuestiones que nosotros le planteamos y son los propios trabajadores los que empiezan a tratar para que los políticos los empiecen a escuchar. Si bien pasan por el sindicato y hablan con nosotros.

Estamos tratando de que el cuerpo de delegados sea cada vez más grande -se extendió-, porque había un déficit desde siempre en cuanto a la cantidad de delegados representado a los compañeros.

Nosotros nos pusimos como meta tratar de tener la mayor representatividad posible. Para que cada reclamo del trabajador tenga un oído cerca para ser escuchado. Esto hizo que los que tienen problemáticas similares, se junten. Ellos mismo suelen hacer recorridas y tomando los reclamos de los compañeros. Es una cuestión que sale de los propios trabajadores y está bueno”, admitió.

No obstante, Anselmi admitió que le gustaría que “haya otro acercamiento entre el Ejecutivo y el trabajador”.

“Nos gustaría que el ejecutivo tenga un acercamiento mayor con el sindicato y el trabajador, atendiendo temas sensibles, como la reducción de horas extra, de carga horaria. Son cuestiones sensibles que no tenemos forma de calmar el malestar de la gente porque los afecta en el bolsillo, y siempre se toca al trabajador y no a la planta política. Esperemos que se den cuenta que este tipo de medidas serían mejor recibidas si nos tocan a nosotros y también a ellos”, señaló el Secretario Gremial.

En cuanto a las medidas a tomar en caso de que las bases no acepten la propuesta que se discutirá el próximo jueves en el club Independiente, Anselmi opinó lo siguiente.

“No sé que puede pasar, eso se definirá en la asamblea del jueves. Si bien tenemos el derecho a manifestarnos, desde el sindicato apostamos a no perjudicar la vida de la gente de la ciudad. Esperemos que todo se solucione antes de una medida de fuerza”, concluyó.

Fuente: La Nueva