Más negocio inmobiliario para Larreta: aprobaron los códigos urbanístico y de edificación

La Legislatura porteña aprobó hoy en medio de denuncias de la oposición las modificaciones al Código Urbanístico y el Código de Edificación de la Ciudad durante la sesión ordinaria.

La Legislatura porteña aprobó hoy en medio de denuncias de la oposición las modificaciones al Código Urbanístico y el Código de Edificación de la Ciudad durante la sesión ordinaria.

La Legislatura porteña aprobó hoy en medio de denuncias de la oposición las modificaciones al Código Urbanístico y el Código de Edificación de la Ciudad durante la sesión ordinaria.

Dentro y fuera de la Legislatura los vecinos protestaron contra la propuesta del PRO de modificar las normas que regulan las nuevas construcciones edilicias en la ciudad de Buenos Aires.

Previamente el Legislador Socialista y Vicepresidente tercero, Roy Cortina expresó que se perdió una oportunidad histórica para pensar una Ciudad más igual, integrada y sostenible”. Denunció: “Pone a los intereses inmobiliarios por encima de la calidad de vida y el bienestar de la ciudadanía.”

“Poner un límite a la altura de las torres y achicar ambientes no alcanza para revertir un modelo de desarrollo urbano que pone a los intereses inmobiliarios por encima de la calidad de vida y el bienestar de la ciudadanía”, señaló.

“La propuesta del Poder Ejecutivo promueve la edificación indiscriminada sin un plan integral, ignorando el impacto que puede tener sobre la infraestructura, la identidad y las necesidades de barrios que son residenciales y, en algunos casos,saturados de gente”, sostuvo Cortina.

También cruzaron al PRO, los diputados de izuierda: “Hablan de que la gente esté más cerca de sus trabajos cuando están despidiendo a mansalva. Debería preocuparse para que la gente conserve su trabajo” dijo Fernando Vilardo, diputado de Autodeterminación y Libertad.

Por su lado, la legisladora Myriam Bregman, del Partido de Trabajadores Socialistas – FIT, definió que “el proyecto de Código Urbanístico es un mamarracho, se construye para la especulación inmobiliaria y no para la gente y no se debatió democráticamente como dicen”.

Por su lado, el legislador de Unidad Ciudadana, Carlos Tomada criticó: “está pensando para la propiedad privada. Es un código cargado de ideología”.

Fuente: InfoNews