Municipios bonaerenses reflotan incrementos en la tasa vial y generan malestar en los productores

Desde CARBAP denuncian que el dinero recaudado con estas tasas no se destina al mantenimiento de los caminos rurales.

Desde CARBAP denuncian que el dinero recaudado con estas tasas no se destina al mantenimiento de los caminos rurales.

La suba del Impuesto Inmobiliario Rural de este año, sumado al incremento de las tasas para el mantenimiento de caminos rurales ha generado un enorme malestar entre los productores agropecuarios bonaerenses.

En la provincia de Buenos Aires, los productores agropecuarios aportan unos 2.625 millones de pesos anuales en concepto de Tasa Vial.
Desde la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) tomaron nota de esta situación, y en el Simposio de Caminos Rurales que llevaron a cabo durante el pasado mes de mayo, elaboraron un duro diagnóstico: el 60% del trazado rural bonaerense se encuentra en mal estado, y el dinero recaudado por el cobro de las tasas viales municipales no se utiliza –en la mayoría de los casos- a reparar estos caminos. Según los ruralistas, el sector agropecuario aporta unos 2.625 millones de pesos anuales en este concepto.

En los últimos días, esta situación vuelve al centro de la escena, de la mano de intendentes que promueven iniciativas para avanzar en aumentos de esta tasa. Los ruralistas advierten que pese a esta situación, no hay respuestas por parte de los jefes comunales y describieron situaciones que ocurren en distintas localidades de la provincia de Buenos Aires.

“Han empezado a surgir intentos de cobros de nuevos tasas y aumentos”, señaló el presidente de CARBAP, Matías de Velazco en declaraciones a Agencia DIB. El directivo remarcó que en Trenque Lauquen, la Sociedad Rural rechazó la posible aplicación de un impuesto municipal adicional a los establecimientos lecheros,  por el uso intensivo que hacen de los caminos rurales.

En Gonzales Chaves, la polémica por la tasa vial se reactivó con la creación de un nuevo tributo sobre los inmuebles que se construyen en establecimientos rurales, como galpones, silos, etc. Desde la Sociedad Rural local reclamaron al intendente Marcelo Santillán que el municipio no lleva a cabo las obras de reparación de estos caminos, mientras pretende cobrar una nueva tasa.

En Junín, los ruralistas disolvieron la subcomisión de Seguimiento de Trabajos Viales, integrada por productores y delegados de los cuarteles, cansados por los “incumplimientos” del intendente Pablo Petrecca. En Mar del Plata, la tasa vial sufrió un fuerte incremento, de alrededor del 500%, lo que generó polémica en el partido gobernado por Carlos Arroyo. En una tensa reunión con productores, el secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, defendió los incrementos y explicó que para el mantenimiento de los caminos rurales se necesitan 56 millones de pesos y con la tasa anterior apenas se recaudaban 6 millones

Fuente: InfoCielo