Pastos Grandes, en el corazón de la Puna, tuvo su fiesta ganadera

Faustina Tolaba fue la gran ganadora de los mejores ejemplares de llamas, en ese alejado paraje de la Puna salteña

Faustina Tolaba fue la gran ganadora de los mejores ejemplares de llamas, en ese alejado paraje de la Puna salteña

Santa Rosa de los Pastos Grandes, en el corazón de la Puna salteña, tuvo su 5ª Feria Ganadera “El futuro me llama”. El lema representa todo un símbolo para los pequeños productores de este paraje ubicado en el departamento Los Andes, a casi 4.000 metros sobre el nivel del mar.

En un escenario agreste, con temperaturas bajo cero para esta época del año y con vientos que muchas veces superan los 100 kilómetros por hora, pero que se contrasta con la belleza de las altas cumbres y sus picos nevados, la fiesta se desarrolló, como siempre, con su particular colorido. Hombres y mujeres, con sus pieles curtidas por el frío, hicieron un alto en su sacrificada tarea diaria para llegar con sus mejores ejemplares de llamas, exhibir tejidos y ofrecer a los visitantes lo mejor de su arte culinario. La emoción de la fiesta estuvo marcada por una serie de concursos.

Catalina Chaparro y Florentina Casimiro, dos octogenarias vecinas expertas en mazamorra, fueron las grandes anfitrionas del encuentro. Ambas explicaron los secretos de este alimento rico en calorías e indispensable para mitigar el crudo frío que azota durante todo el año, sobre todo el invierno, con temperaturas bajo cero. Laura Casimiro, una egresada de las recetas de su abuela Florentina, fue la ganadora en el concurso de esta especialidad. En tanto que Carmen Chaparro, hija de doña Catalina, se llevó el primer premio de la pecana. Se trata de un método de molienda del maíz capia con una piedra para obtener frangollo, harina y jarbi.

El hilado con pusca tuvo como protagonistas a hombres y mujeres, quienes demostraron toda su destreza para darle grosor, calidad y prolijidad al hilo para la confección de medias. Don Selesio y el joven Rosendo pusieron todo su empeño, pero el premio mayor se lo llevó Isidora Morales, quien representa a la nueva generación mujeres expertas en este oficio. Lo propio ocurrió con la joven Mirta Salva, quien se impuso en el concurso de tejido con cinco agujas. Juliana Cruz ganó en la contienda del mejor queso de cabra y Laura Casimiro el de chicharrón con mote.

El plato fuerte de la jornada lo dieron los participantes del concurso mixto de cinchada, del que se coronó campeón el equipo integrado por el intendente de San Antonio de los Cobres, Leopoldo Salva. “Esta es una hermosa forma de mantener viva nuestras costumbres”, expresó el jefe comunal.

Todo concluyó con la entrega de los premios a los mejores ejemplares de llamas. Faustina Tolaba fue la gran ganadora, al haberse adjudicado los premios al mejor macho y a la mejor hembra. El jurado estuvo integrado por profesionales del INTA

Fuente: El tribuno