Porteños invitaron a Larreta a habitar un departamento de 18 metros cuadrados

Tras las protestas del nuevo Código Urbanístico comenzaron las del Código de Edificación, rechazando la pretención de los negociados inmobiliarios del Jefe de Gobierno porteño, en detrimento de la calidad de vida.

Tras las protestas del nuevo Código Urbanístico comenzaron las del Código de Edificación, rechazando la pretención de los negociados inmobiliarios del Jefe de Gobierno porteño, en detrimento de la calidad de vida.

Vecinos que protestan contra el nuevo Código de Edificación desplegaron -en papel- unos 18 metros cuadrados, protestando por la propuesta del Gobierno porteño en referencia al proyecto.

El presidente del Observatorio del Derecho a la Ciudad, Jonatan Baldiviezo señaló: “Larreta es peor que Macri”, en su cuenta de Twitter, y dijo que el Código de Edificación será inconstitucional porque es un código incompleto que delega su ejecución completamente al ejecutivo, a través de Reglamentos Técnicos.

Durante la audiencia en el Salón San Martín de la Legislatura porteña la mayoría de los vecinos se expresó contra el Código de Edificación: “Sólo busca el beneficio de los desarrolladores inmobiliarios”, dijo el legislador de Unidad Ciudadana, Javier Andrade.

La Ley N° 2.930, que constituyó el Plan Urbano Ambiental -PUA, estableció en su artículo 24 que el actual Código de la Edificación debe ser reformulado por otro que garantice la seguridad y calidad ambiental de las edificaciones.

El proyecto de ley “tiene por finalidad ordenar y guiar el desarrollo fisico y constructivo de la Ciudad, concibiendo al mismo, como un sistema complejo y dinámico que debe acompañar los constantes cambios que se producen tanto en el desarrollo de las nuevas tecnologías, como aquellos que se producen en las políticas y prácticas basadas en el desarrollo sostenible”.

La nueva normativa establecerá:

– Pautas en materia de estética urbana la cual amerita la tutela estatal, considerando la preservación patrimonial por medio de la definición de los criterios de intervención y diversos grados de adecuación.
– Nuevas condiciones para la distribución de la superficie de las viviendas, con las mismas prestaciones en términos de habitabilidad, ventilación e iluminación, teniendo como consecuencia la mejora de su funcionalidad y un mayor acceso a la vivienda.
– Nuevos parámetros para garantizar mejoras en la habitabilidad, la accesibilidad y la salubridad, incluyendo políticas de género, actualizando la clasificación de los usos.
– Nuevas prestaciones relativas a la prevención y protección contra incendios, teniendo en consideración los tipos de locales y usos.
– La implementación del diseño sustentable, estableciendo soluciones ambientales y requisitos mínimos que deberán ser respetados, como el control enel uso del agua, el uso eficiente de la energía, y la gestión de residuos en obra, entre otros.
– Respecto de las Estructuras se incorporan nuevos estándares de calidad para el cálculo y seguridad de las construcciones. En lo relativo a Materiales, Sistemas Constructivos e Instalaciones, se incorporan nuevos estándares de calidad a fin de poder incluir nuevos materiales que hoy cumplan dichos estándares.

Fuente: InfoNews