Quedaron fuera del Conicet 84 científicos santafesinos

Esta mañana se manifestaron en contra de los recortes en el marco del día del trabajador de la Ciencia y la Tecnología. Advierten que cobran salarios por debajo de la línea de pobreza.

Esta mañana se manifestaron en contra de los recortes en el marco del día del trabajador de la Ciencia y la Tecnología. Advierten que cobran salarios por debajo de la línea de pobreza.

Este miércoles, en el marco del día del trabajador de la Ciencia y la Tecnología, investigadores santafesinos marcharon en reclamo al bajo presupuesto nacional para las áreas del conocimiento. La concentración durante la mañana en Bulevar y Güemes con una radio abierta y una volanteada.

Denunciaron que fueron 84 los investigadores que quedaron fuera de Conicet en la ciudad de Santa Fe de los 118 que se postularon. En relación a las áreas de conocimiento que se vieron más afectadas, observaron que las ciencias sociales fueron las que menos recibieron. La movilización de hoy se dio a partir de que en la última convocatoria de ingreso al instituto científico entró solo el 17 por ciento de los aspirantes a nivel nacional y muchos de los afectados tienen, como única alternativa, irse del país. Advierten una nueva “fuga de cerebros”.

Desde ATE del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) Santa Fe, argumentaron que el presupuesto nominal “aumentó apenas un 21,7% en 2019, lo que no solo se encuentra muy por debajo de la pauta inflacionaria prevista para este año, sino que no permite recuperar lo perdido el año anterior. Es decir que se reduce el presupuesto para infraestructura (funcionamiento de institutos y unidades ejecutoras) y para otros rubros que hacen a la producción estatal de ciencia y tecnología (becas externas, programas de cooperación internacional, proyectos de investigación, eventos científicos) y se llega a poner en cuestión el incremento salarial de los becarios, que no se encuentra vinculado legalmente a las negociaciones paritarias”.

Al mismo tiempo advierten que los recortes “pugnan por un Conicet pequeño y funcional a las grandes empresas y por lo tanto dependiente de la venta de servicios a terceros. Esto se plantea como la vía para una vinculación mucho más directa con las “necesidades del sistema productivo”, que son las necesidades de los sectores empresarios, que integran el directorio. Estas políticas subyacen a la reciente decisión del organismo de fragmentar los ingresos en tres categorías: Temas Libres, Temas Estratégicos y Universidades. Esta última plantea una convocatoria según perfiles elaborados por las universidades en función de sus vínculos con el “entorno productivo” que atenta contra la lógica de los concursos. El contexto de ajuste refuerza la expulsión de científicos del sistema de ciencia y tecnología, verdaderos “despidos encubiertos” como los que motivaron la ocupación del Mincyt en 2016″.

Asimismo apuntaron que la reducción de cargos de la carrera de investigador científico “implica que son entre quinientos y mil compañeros los que quedan expulsados en cada convocatoria, cuello de botella que este año alcanzó también a las becas posdoctorales: hubo solo mil becas posdoc cuando las becas doctorales que finalizaban llegaban a mil quinientas, un problema que se agravará en los próximos años si no se eleva el cupo de becas posdoctorales. Este recorte pone en riesgo líneas de trabajo y desmembra equipos de investigación”.

“Como resultado del ajuste, los becarios doctorales y gran parte del personal administrativo (Sinep en sus modalidades de planta permanente y de Art. 9) cobran salarios por debajo de la línea de pobreza establecida por el Indec. Mientras que los salarios más altos enfrentan altísimas retenciones por el impuesto a las ganancias, que profundiza el impacto de la inflación y la devaluación sobre los ingresos efectivos”, lamentaron los científicos.

Por último, desde ATE Conicet denunciaron “el deterioro de la situación salarial y de condiciones de trabajo del conjunto del sistema científico y exigen al gobierno y a las autoridades políticas de la Secyt y el Conicet que se dispongan los fondos que garanticen el funcionamiento de los institutos y las unidades ejecutoras así como las condiciones necesarias para el desarrollo del conjunto de tareas que supone producción en ciencia y tecnología”.

Fuente: Uno