Refuerzan la ayuda social y la asistencia alimentaria en los barrios carenciados de Rosario

El gobierno provincial amplió ayer el monto que destina a Cáritas para atender la creciente demanda en comedores y merenderos.

El gobierno provincial amplió ayer el monto que destina a Cáritas para atender la creciente demanda en comedores y merenderos.

El gobierno provincial comenzó a reforzar la ayuda social y la asistencia alimentaria ante el incremento sostenido de la demanda en los últimos meses. Es más, ayer Desarrollo Social amplió los alcances de un convenio que tiene con Cáritas, una de las entidades que canaliza la asistencia en comedores, copas de leches, merenderos y centros de día, que recibirá por mes 4 millones de pesos mensuales para destinarlos a ese fin. Sólo en los comedores que administra Cáritas, los pedidos de ayuda se incrementaron entre un 20 y un 30 por ciento, según estimó el vicepresidente de la entidad en Rosario, Gabriel Monte.

“Ya habíamos hecho una actualización por inflación y ahora se hace una ampliación por la suba de la demanda”, explicó el ministro de Desarrollo Social de la provincia, Jorge Alvarez, que en lugar de hablar de emergencia alimentaria prefirió referirse a “emergencia social, porque son muchos los factores que se suman: falta de trabajo, aumento de los costos de vida y caída de los subsidios, que profundizan las situaciones de vulnerabilidad”.

En relación a los aportes que debe hacer el gobierno nacional, Alvarez recordó que existe “una ley en ese sentido, que dispone unos 10 mil millones de pesos anuales de asistencia para las provincias, de los cuales Santa Fe no ha recibido un solo peso” (ver aparte).

Porque perdieron el empleo, porque ya no hay changas hace rato, porque la plata no alcanza y buscan asegurar un plato de comida en la mesa, todas y cada una de esas situaciones se repiten en los barrios y en las localidades de la diócesis de Rosario, un territorio que incluye localidades del cordón industrial —donde la caída de los puestos de trabajo viene golpeando— hasta Villa Gobernador Gálvez hacia el sur.

Así lo describió Monte, quien aseguró que en promedio la demanda de asistencia alimentaria creció entre un 20 y 30 por ciento en los últimos meses en los 240 puntos que incluyen parroquias, comedores, merenderos y otros espacios de asistencia donde la institución eclesiástica brinda ayuda social.

“Hay lugares más vulnerables y enclaves de mayor pobreza”, indicó el sacerdote, y señaló que más allá del promedio hay puntos de la ciudad donde desde finales de 2017 hasta ahora el incremento de los pedidos de asistencia es mayor.

Citó por ejemplo la situación de barrios como Las Flores, donde la suba alcanzó el 60 por ciento, o Ludueña, donde fue del 40 por ciento.

Montes dijo que la demanda de asistencia se incrementó en mayor medida en la zonas urbanas, en comparación con las localidades rurales, y puntualizó que los pedidos de leche para los más chiquitos se reiteran en muchos barrios.

“En Rosario se brindan diariamente 60 mil raciones de comida en diferentes entidades de asistencia social”
El convenio

Los detalles de la ampliación firmada entre Desarrollo Social y Cáritas los dio el responsable del ministerio, que aseguró que se trata de “un acuerdo que lleva la ayuda mensual que se entrega de 3,8 millones de pesos mensuales a 4 millones”. El funcionario recordó que ya se había hecho un ajuste “por inflación” y aclaró que “esta vez se trata de una ampliación de raciones, ante el incremento de la demanda que están teniendo”.

El ministro viene realizando una recorrida por diferentes localidades del sur provincial a fin de “evaluar” las demandas en una coyuntura que calificó como “muy compleja”. En ese marco, mantuvo reuniones con pastores evangélicos que trabajan en sectores vulnerables, así como con responsables de centros de día y referentes municipales de localidades aledañas como Santo Tomé y Pérez.

La actualización de la ayuda a Cáritas se viene realizando desde el inicio de la gestión. Con la ampliación de ayer, el incremento registrado desde entonces alcanzó el 150 por ciento.

La asistencia alimentaria que brinda la entidad eclesiástica se canaliza a través de centros de día Padre Misericordioso en los barrios más necesitados, como son Tablada, Las Flores, Ludueña, La Lata, Municipal, Granada y Tío Rolo, además de bolsones y otro tipo de ayuda que se dan en parroquias.

Si bien es una de las más grandes, Alvarez indicó que Cáritas no es la única entidad a través de la cual se hace llegar la asistencia alimentaria, y señaló que sólo en Rosario hay más de 30 mil raciones que se brindan a través de diferentes comedores y organizaciones asistenciales, y que se suman a las otras 30 mil que ofrece el Ministerio de Educación a través de los comedores escolares.

Fuente: La Capital