Santa Fe: un estudio local relevó un 15,5% de aumento en la canasta básica de enero a mayo

Se trata del relevamiento realizado por el Centro de Estudios de Desarrollo Económico Benjamín Hopenhayn.

Se trata del relevamiento realizado por el Centro de Estudios de Desarrollo Económico Benjamín Hopenhayn.

El Centro de Estudios de Desarrollo Económico Benjamín Hopenhayn (Cedebh) realiza un seguimiento de la evolución de precios de 140 artículos de la canasta alimentaria desde 2012, en el mismo sitio de venta digital de una cadena de supermercados, para la ciudad de Santa Fe.

Desde el Cedebh, publicaron en las últimas horas los números que arrojó el relevamiento en términos interanuales de los más de 135 productos disponibles entre mayo de 2017 y mayo de 2018 y así concluyeron que “el aumento interanual ponderado promedio de la canasta básica fue del 29,5% y el incremento mensual fue del 3,9%”.

“El 14 por ciento de los productos relevados –19 artículos– superó incrementos interanuales del 50%. En tanto, el 12 por ciento –17 artículos– se comportó dentro de una franja de aumentos del 40,1% al 50% interanual”, agregaron en el informe.

Por otra parte, según el mismo relevamiento, el 15 por ciento –21 productos– aumentó entre un 29,6% y un 40 interanual. El 52 por ciento –72 productos– aumentó entre un 0,1% y un 29,5% interanual. El 7 por ciento –10 productos– no presentó variaciones e incluso disminuyó sus precios.

“La variación acumulada de los incrementos en los alimentos y bebidas durante los primeros cinco meses de 2018 fue del 15,5%. En este sentido, hay que destacar que se incluyen solamente los datos correspondientes a Alimentos y Bebidas (uno de los nueve rubros que componen el Índice de Precios”, concluyeron en cuanto a las cifras.

Balance
“La suba de precios sigue en el centro de la escena económica, en un contexto de fuerte inestabilidad económica donde la gran devaluación, la suba en las tasas de interés, las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional y el veto a la ley que intentaba contener los tarifazos no hacen más que profundizar esta compleja y muy perjudicial situación para la amplia mayoría de los argentinos”, marcaron desde el Centro de Estudios de Desarrollo Económico Benjamín Hopenhayn.

Y resaltaron: “En este marco, el nivel «presupuestado» de inflación del 15% para todo el año, ratificado por el equipo económico en los últimos días, se encuentra cada vez más lejos. Y esto lo afirman, incluso, las consultoras más afines al gobierno nacional (que deslizan incrementos de, al menos, un 27% anual)”.

En esa misma línea, recordaron que “los datos del propio Indec contradicen la pauta inflacionaria oficial” y que “según los datos del IPC nacional, en abril de 2018 el incremento mensual del nivel general fue del 2,7% mientras que el rubro alimentos y bebidas no alcohólicas aumentó un 1,2%. En términos interanuales (es decir, respecto del mes de abril de 2017), los aumentos fueron del 25,5% y 19,9% respectivamente”.

Más indicadores
El Estimador Mensual de Actividad Económica –Emae– tuvo una caída mensual (desestacionalizada) de -0,1% en el mes de marzo mientras que en términos interanuales (es decir, respecto de marzo de 2017) se registró un incremento del 1,4%.
La industria nacional, por su parte, presentó variaciones positivas: el Indicador Mensual Industrial –EMI– aumentó 3,4% en abril de 2018 (respecto de abril 2017, desestacionalizado), significando un incremento acumulado en el primer cuatrimestre de este año del 3,1% respecto del mismo período en 2017.
“Es decir, quedan excluidas las variaciones en las tarifas a los servicios como luz y gas –que impactan directamente en los precios de los bienes de la canasta básica, ya que representan un costo muy importante en la producción, distribución y almacenamiento de dichos bienes–, el combustible, las prepagas, los alquileres, los espacios de esparcimiento, entre otros, que afectan fuertemente el bolsillo de cualquier ciudadano”, finalizaron los economistas santafesinos. Es decir, solo en alimentos y bebidas, entre enero y mayo el incremento fue superior a lo esperado para 2018.
Por último, en relación al relevamiento que realizan desde 2012, el centro de estudios local aclaró que el seguimiento solo incluyó los precios de góndolas ofrecidos por un supermercado de proyección nacional (Coto), desde el sitio web del mismo (Coto digital); que los Alimentos y Bebidas relevados y sus respectivos ponderadores son los utilizados por el Indec para elaborar su IPC (extraídos de la Actualización Metodológica que publica dicho organismo); y que desde ningún aspecto esos números pueden asimilarse a un eventual índice de inflación.

Fuente: Uno Santa Fe