Sólo se va a poder vender pirotecnia en siete municipios mendocinos

Ya está prohibido en Tunuyán, Tupungato, Luján, Godoy Cruz, Capital, Maipú, Rivadavia, Guaymallén, Malargüe, San Rafael y Las Heras.

Ya está prohibido en Tunuyán, Tupungato, Luján, Godoy Cruz, Capital, Maipú, Rivadavia, Guaymallén, Malargüe, San Rafael y Las Heras.

La meta “pirotecnia cero” que se planteó la provincia hace 2 años está cada vez más cerca de ser una realidad. Es que si bien la ley que pretendía prohibirla en todo el territorio no salió aún en la Legislatura (el año pasado presentaron el proyecto y no ha sido tratado aún), por su cuenta los distintos municipios se han ido sumando.

Así las cosas, a las 7 comunas que ya habían aprobado ordenanzas para impedir su uso, venta, fabricación y acopio el año pasado (Tunuyán, Tupungato, Luján, Godoy Cruz, Ciudad de Mendoza, Maipú y Rivadavia) ya está confirmado que se suman 4 más este año: Guaymallén, Malargüe, San Rafael y Las Heras. De esta manera, la prohibición tendría vigencia en 11 de los 18 departamentos mendocinos. Y la venta, fabricación y uso de pirotecnia sólo quedaría autorizada en Lavalle, San Martín, Junín, Santa Rosa, San Carlos, General Alvear y La Paz.

“La cuestión de fondo sigue siendo la prohibición total, aunque lograrla es complicado ya que el tratamiento de la ley tiene sus tiempo. Pero de forma autónoma cada municipio se ha ido adhiriendo. Nosotros hemos ido restringiendo de forma paulatina la venta”, explicó el director del REpar, Fabián Moyano.  Y continuó: “primero, quitando ciertos productos y luego prohibiendo la comercialización en kioscos de chapas y stands metálicos; dejándola permitida sólo en los comercios exclusivos para el rubro. Esto fue por medio de la resolución 3.371/17, y para este año hemos sacado la resolución 2.905/18, que ratifica la del año pasado en cuanto a la modalidad (comercio exclusivo) y fija las fechas. Para solicitar habilitaciones, la fecha de apertura es el 30 de noviembre y se puede hasta el 20 de diciembre”. Confirmó los 11 departamentos en los que ya están prohibidos los fuegos de artificio.

San Rafael, Malargüe y Guaymallén son los 3 departamentos que ya aprobaron ordenanzas de “pirotecnia cero” para estas Fiestas de fin de año; mientras que desde Las Heras adelantaron que lo harán en los próximos días.

En el caso de Guaymallén, hace unos días el Concejo aprobó la ordenanza 8.654/18, que prohíbe el uso, la venta, traslado y acopio de pirotecnia. Los ediles guaymallinos modificaron otra norma (8.292/16) y en el artículo 1 de la renovada norma se establece que  a partir del 1 de diciembre de 2018 no se permitirá en todo el departamento “la fabricación, comercialización, almacenamiento, transporte y uso particular de artículos de pirotecnia”. La renovada ordenanza contempla en la prohibición a todos los artefactos destinados a producir efectos visibles, audibles o mecánicos, “mediante mecanismos de combustión o explosión”. Y deroga el artículo 2 de la ordenanza del 2016.

“Eso no significa que no vaya a haber gente vendiendo de forma ilegal, ya que es algo que no podemos garantizar. Pero lo que sí vamos a hacer es estar presentes y con inspecciones junto con el Repar. Le pedimos a la gente que denuncie cuando vea estos lugares, y nosotros nos constituiremos”, destacó el director de Comercio e Industria, Javier Massó. Destacó que habrá multas para quienes incumplan esta ordenanza (ya sea con uso o venta), y las mismas partirán desde los $16.940.

“Desde 2016 venimos trabajando en la disminución. Primero se restringió cierto tipo de pirotecnia, luego se limitaron los locales quedando sólo autorizados aquellos que fueran exclusivos para la venta de pirotecnia. Hasta llegar  a pirotecnia cero, este año”, siguió el funcionario, en sintonía con Moyano.

La ley aún espera
En mayo del 2017, la diputada oficialista Beatriz Varela presentó un proyecto de ley en la Legislatura para prohibir la tenencia, venta, fabricación y acopio de pirotecnia en todo el territorio de Mendoza. Y la intención de la Secretaría de Ambiente era llegar a las fiestas de este año con la norma que anulara su uso total en la provincia. Más allá de esto, el proyecto no llegó a ser tratado en las cámaras; por lo que la ley deberá aguardar.

“No dieron los tiempos para tratarlo.Durante los últimos 2 años hemos estado trabajando y con el apoyo de madres y padres de chicos con autismo que apoyan este proyecto. Además, varios municipios han elaborado sus ordenanzas de prohibición. Y la idea es que en 2019 finalmente tengamos la ley de pirotecnia cero”.

Una buena decisión
La asociación Autismo Mendoza está conformada por 5 madres de chicos con autismo: Flavia Lombardi -mamá de Martín (8)-, Elisa Espina -mamá de Amparo (6)-, Carla Sotelo -mamá de Emilia (8)-, Verónica Torres -mamá de Bautista (8)- y Daiana Goñi -mamá de las gemelas Amelia y Olivia (4)-. Las mujeres celebraron que cada vez sean más los municipios que se sumen a la prohibición de pirotecnia. “La meta sigue siendo que se cumpla en toda la provincia. Cada una de nosotras lo ha ido impulsando y ha sido esa insistencia la que llevó a que salgan las ordenanzas”, destacó Flavia. La mujer destacó además la norma de Guaymallén, ya que no sólo prohíbe su venta, sino también el uso. “No son solo los chicos con TEA los que sufren por la hipersensibilidad auditiva, sino que chicos con otras discapacidades también la pasan mal”, dijo Flavia.

Mercadería clandestina
Los empresarios del rubro de pirotecnia no creen que el desenlace de esta serie de ordenanzas prohibitivas sea el mejor. “Este tipo de prohibiciones va a llevar a que, lamentablemente, haya mucha mercadería ilegal; compra y venta en Internet y traslado en vehículos no preparados (precisamente por la clandestinidad). Este tipo de situaciones fomentan el mercado en negro, porque es algo que a la gente le gusta”, destacó el representante de la Cámara Argentina de Fuegos Artificiales en Mendoza, Eduardo Abraham, quien resaltó que probablemente las consecuencias de esto se vean el 26 de diciembre por la mañana, cuando se den a conocer el reporte de daños y heridos.

“Tenemos prohibiciones de las comunas, pero hemos presentado algunos amparos y vemos una luz de esperanza en algunos casos”.

Fuente: Los Andes