El transporte rosarino en crisis y ante las puertas de un aumento

El Ejecutivo envió al Concejo un documento en el que admite que atraviesa "una coyuntura de difícil solución" por la poda de subsidios nacionales.

El Ejecutivo envió al Concejo un documento en el que admite que atraviesa “una coyuntura de difícil solución” por la poda de subsidios nacionales.

El Ente de la Movilidad envió ayer información al Concejo en la que admitió la “coyuntura de difícil solución” que atraviesa el sistema luego de la poda de subsidios que dispuso el gobierno nacional. En el documento se detalla, entre otros aspectos, que el municipio está absorbiendo con recursos propios los gastos que demandan 58 nuevos colectivos y 315 choferes, cuyos salarios jamás fueron contemplados por la administración macrista. Y se pone el acento en que en dos años el fondo compensador local que intenta aliviar la crisis del sistema creció en más de 10 millones de pesos, pasando de 15 millones en 2016 a 25 millones en marzo de este año. Es decir, un sistema en jaque que aspira cada vez más dinero y que se acerca a otro aumento del boleto.

El paper, que comenzará a ser analizado este lunes en la comisión de Servicios Públicos, destaca que la decisión nacional de no absorber con subsidios los aumentos salariales de los choferes, implica que el municipio deberá desembolsar 150 millones de pesos, lo que “genera una dificultad financiera para todo el sistema. Traducido en la estructura de costo, este incremento se traslada con una incidencia significativa, ya que este rubro representa el 60 por ciento del total”, admite el documento del Ente.

Los números no dejaron satisfechos a los ediles, que esperaban alguna definición concreta por parte del Ejecutivo.

Según trascendió, la semana próxima llegaría al Concejo el estudio de costos del sistema. Hoy, la intendenta está habilitada para otorgar un aumento por trimestre en base a la evolución salarial que mide el Indec. Pero si el desfasaje entre esa evolución y el estudio de costos es mayor al 15 por ciento, allí el Concejo puede tratar cómo subsanar la diferencia. En otras palabras: sobrevuela el aumento del boleto.

Relato

El documento que envió el Ejecutivo al Concejo no colmó las expectativas. Es más, el edil del bloque Encuentro por Rosario, Osvaldo Miatello, destacó que el Ente de la Movilidad “sólo mandó una historia de cómo se implementan los subsidios al transporte. Esto no es lo que solicitamos, se trata de un documento bastante escueto”, consideró el concejal, que conoce en detalle el sistema porque integró el ente como miembro de la oposición y fue el creador de la ordenanza que le permite a la intendenta modificar la tarifa en base al índice salarial.

Según trascendió, el estudio de costos podría llegar el lunes a la comisión de Servicios Públicos, donde la difícil coyuntura del transporte volverá a estar en el centro del debate.

Por lo pronto, el documento que ya tienen en sus manos los concejales destaca lo que ya venían esgrimiendo las voces oficiales: las grandes asimetrías que hay entre los subsidios que reciben los colectivos del área metropolitana de Buenos Aires y los del interior del país.

El paper también pone el acento en el Fondo Compensador Municipal, una herramienta que se creó para inyectar más fondos al sistema, y que no ha parado de crecer. En marzo de 2016, ese fondo, que se compone entre otras cosas por lo que se recauda de multas labradas por violar el estacionamiento medido y el pago de derecho a acceso a espectáculos públicos y al casino, era de unos 15 millones de pesos en marzo de 2016, ya trepó a unos 25 millones en marzo de este año.

“Ese fondo sube porque siempre desde el Concejo le vamos sumando algún componente nuevo para engrosarlo y hacer frente a la crisis”, consideró Miatello.

El sistema de transporte urbano de Rosario tiene 800 unidades y 2.368 choferes. El documento del ente destaca que 742 colectivos reciben compensaciones nacionales. también se remarca que desde 2015 se crearon nuevas líneas y se ampliaron recorridos, los cuales “no son reconocidos por subsidios nacionales”.

Fuente: La capital