Vendedores del Mercado Artesanal de Salta, preocupados

Artesanos afirman que no pueden solventar un alquiler. Esperan que el Gobierno provincial les facilite un predio donde instalarse.

Artesanos afirman que no pueden solventar un alquiler. Esperan que el Gobierno provincial les facilite un predio donde instalarse.

La fecha límite se aproxima y los artesanos que ofrecen sus productos en el Mercado Artesanal viven momentos de angustia. Desde el Gobierno provincial se confirmó en forma oficial que las instalaciones de la casona deben estar desocupadas para el próximo 31 de julio, con el objetivo de se inicien las obras de recuperación y ampliación del edificio. Las asociaciones que agrupan a los 200 artesanos que allí ofrecen y venden sus productos expresan que no les está resultando factible la mudanza. El impedimento es el costo de los alquileres.

En diálogo con El Tribuno, una de las integrantes de la asociación Waira Puca destacó que los artesanos analizaron en un primer momento la posibilidad de alquilar un espacio que les permita seguir trabajando a todos juntos. Pero el alquiler de un lugar de estas características tiene un costo de entre 70 mil y 100 mil pesos mensuales.

“Por más que nos dividamos el costo entre todos, no tenemos los ingresos necesarios para poder afrontar este gasto”, explicó Irma Roldán. La encargada del salón donde unos 40 artesanos ofrecen sus productos destacó que el Gobierno provincial debe entender. “No es que no queremos irnos sino que no podemos pagar otro espacio”, aseveró. La mujer reconoció que, si bien desde hace varios meses no pagan el canon de uso del espacio en el mercado, lo que juntaron no es suficiente para hacerle frente a un alquiler mensual.

La mayoría de los artesanos se queja por la falta de promoción oficial para el Mercado Artesanal. Los vendedores incluso destacan que, desde noviembre, no se realizan publicaciones ni eventos oficiales en este espacio. “Algunos turistas nos llegaron a decir que pensaban que el Mercado estaba cerrado. Esto no nos ayuda”, expresaron.

Teófila es representante de Comunidad Coya, integrada por unos 30 artesanos en forma permanente y otros itinerantes. La mujer destacó que ayer estuvo atendiendo el local desde las 9 has las 21 y que durante toda la jornada, con la visita de unos 25 turistas, no vendió nada. “Está totalmente parado y esto complica todavía más nuestra mudanza”, expresó.

La mujer destacó que algunos artesanos, en forma privada, mantuvieron encuentros con algunos funcionarios del municipio de Salta y lograron que se los incluya en algunas de las ferias de emprendedores que se están llevando adelante en algunos puntos de la ciudad.

Sin embargo, como grupo no han logrado todavía conseguir un espacio para mudarse. “Un salón para un solo artesano sale unos 6 mil pesos. Es imposible pagarlo”, expresó Teófila.

Sobre la versión que circuló el año pasado, referida a que podrían dejarlos instalarse en el Centro de Convenciones de Limache, los artesanos destacaron que esa propuesta nunca existió.

“En ninguna reunión nos dijeron de esta posibilidad. Se planteó el uso del salón lindero del mercado, pero desde Turismo aseguraron que ese espacio no está disponible, ni ningún otro”, expresó una de las mujeres.

Fuente: El Tribuno