Cada vez más barilochenses acuden a la agricultura familiar

El predio ubicado en la zona sur de la ciudad permitió que más de 1.300 personas se capaciten en métodos de agricultura urbana durante el último año. El Intendente Municipal recorrió las instalaciones.

El predio ubicado en la zona sur de la ciudad permitió que más de 1.300 personas se capaciten en métodos de agricultura urbana durante el último año. El Intendente Municipal recorrió las instalaciones.

A tan solo 5 kilómetros del centro de la ciudad se ubica un predio municipal en el que se aplica el Programa de Agricultura Urbana y Periurbana. Tan solo en el último año, 1.387 personas se acercaron para obtener herramientas que les permitieron comenzar sus propias huertas o lanzarse a la producción apícola.

El intendente Gustavo Gennuso participó de una recorrida que sirvió para dar un cierre a las actividades desarrolladas durante los últimos meses. Los responsables del predio resaltaron el uso de 1,8 hectáreas recuperadas, con una producción bajo cubierta en un sector de 200 metros cuadrados.

“A partir de la nueva gestión esto se convirtió en una política pública municipal”, señaló el jefe de Emprendimientos Productivos, Juan Ignacio Ivanissevich, acerca de la transformación de un lugar que surgió como un centro de agricultura familiar.

Junto a él estuvieron Manuel Uircain, responsable del Vivero, Silvia Martínez del área de apicultura, Jorgelina Ojeda del Fondo Rotatorio Municipal de Apoyo y Promoción de la Economía Social (Fresol), y Carla Miranda, quien colabora como pasante de la Universidad de Río Negro.

Ivanissevich detalló que el actual Centro Demostrativo cuenta con un invernadero de 72 metros cuadrados, para promover la producción hortícola y dar capacitaciones, un Macrotúnel para plantas ornamentales que abastecerán al área de Parques y Jardines, y una huerta comunitaria “para que la gente aprenda a producir y llevar a su casa”.

También se cuenta con un aviario y un área dedicada a la producción apícola, que integra la Red Proapi del INTA, cuyo punto de mayor intensidad se registra de diciembre a febrero. Se trata del único en su tipo en Río Negro y es uno de los dos disponibles en toda la Patagonia.

“Si todos ponemos un poco, hacemos mucho”, resumió el intendente Gustavo Gennuso acerca de todas las instituciones que participan con diferentes proyectos en el Centro Demostrativo, entre las que se cuentan a la Universidad del Comahue y la Universidad de Río Negro.

El Intendente además agradeció a quienes “le ponen pasión a su trabajo” y remarcó la importancia de la articulación entre instituciones para que una política de Estado sea sostenible en el tiempo.

La recorrida oficial contó con la asistencia del director del INTA Bariloche, Mauro Sarasola; el responsable de evaluaciones en la Patagonia, Ariel Mazzoni; Julio Ojeda del INTA Prohuerta, y la coordinadora provincial de la Subsecretaría de Agricultura Familiar, Fabiola Salvador

Fuente: El Cordillerano