Mendoza debería tener casi 50 municipios

Son las localidades con más de 2.000 habitantes que, siguiendo el criterio que usa la mayoría de las provincias, podrían "independizarse".

Son las localidades con más de 2.000 habitantes que, siguiendo el criterio que usa la mayoría de las provincias, podrían “independizarse”.

En pleno siglo XXI, Mendoza tiene un sistema de administración municipal del siglo XIX, que es cuando se crearon todos los departamentos actuales (salvo Malargüe). Hay solo 18 municipios para 1.950.000 mil habitantes que viven en más de 300 localidades, lo que significa que cada unidad municipal debe atender -en promedio- a 108.000 mendocinos. Esto la convierte, después de Buenos Aires, en la provincia más centralista del país, concentrando en unas pocas administraciones municipales las demandas de distritos y poblados a veces distantes hasta 100 kilómetros de su ciudad cabecera.

El contraste con el resto del país es notorio, porque salvo la despoblada Tierra del Fuego -que tiene solo 3 municipios-, todas las provincias tienen más que Mendoza (en La Rioja hay 18 como acá, pero con cinco veces menos habitantes).

En el país, según los datos del Ministerio del Interior, existen 2.213 municipios, el 70% de ellos “chicos”, es decir con menos de 10 mil habitantes.

“Mendoza tiene un problema municipal de base: la total y absoluta falta de gobiernopropio en las ciudades, pueblos y villas que no son cabecera departamental y que songobernadas a distancia por intendentes que residen en general a muchos kilómetros”, analiza el ex concejal y ex legislador provincial Alberto Montbrun, impulsor de un proyecto de autonomía municipal en el que se convertirían en “comunas” todos los pueblos y villas de más de 3.000 habitantes.

Así, siguiendo este criterio podrían lograr “autonomía” Palmira (22 mil habitantes según el Censo 2010), La Colonia (9.800), Rodeo del Medio (9.600), La Consulta (7.800), Perdriel (7.600), Bowen (5.700) o Uspallata (3.700), entre otros 28 problados mendocinos que se “independizarían” y se sumarían a los 18 municipios ya existentes, totalizando 46.

En la Argentina existen dos modelos para determinar municipios. “El más generalizado es el llamado “municipio urbano o sociológico”, que reconoce la posibilidad de una unidad de gobierno municipal a cada ciudad, pueblo o villa que tenga una determinada cantidad de habitantes en relaciones de vecindad. El mínimo de habitantes oscila entre 500 y 2000 según la provincia”, explica Monbrun. Así, todas las comunidades locales tienen un gobierno elegido por sus propios vecinos y vecinas.

Producto de esto, en Córdoba hay 428 municipios y en Santa Fe, 361. Y no solo ocurre en grandes: en La Pampa, la tercera menos poblada del país, tiene 79 municipios; y San Luis, 69.

Pero Mendoza, además de Buenos Aires, La Rioja y San Juan, ha adoptado el “municipio departamento” o “municipio partido”. “Este sistema consiste en una vasta extensión territorial arbitrariamente establecida y demarcada, con muchas comunidades locales en su interior. Las autoridades municipales residen en la “villa cabecera” que es usualmente la ciudad más importante y desde allí proyectan su poder a todo el territorio departamental”, detalla Montbrun.

Pero si algunas localidades mendocinas se convirtieran en municipios, ¿deberían entonces tener cada uno su jefe comunal y sus concejales, lo que significa mayor gasto político? No necesariamente. Veamos el caso de Entre Ríos, la tercera provincia con más municipios (263) en el país: están divididos en “de primera”, “de segunda” y “Junta de Gobierno”. Estos últimos son la mayoría y no tienen intendente ni ediles, sino un encargado nombrado por el Ejecutivo Provincial.

Similar esquema se repite en casi todas las provincias, donde a los municipios “de primera”, “de segunda” y “de tercera” se agregan categorías como “Comisión de Fomento” (Formosa, La Pampa, Neuquén), “Comisión Municipal” (Jujuy, Salta, Santiago del Estero), “Comuna Rural” (Chubut, Tucumán) o “Comuna” (Córdoba, Santa Fe).

Esto hace que, por ejemplo, La Pampa sea la provincia con mayor descentralización (y más cercanía de la gente a las municipalidades) con 4.460 habitantes por municipio. Le siguen Entre Ríos (5.172) y San Luis (7.509). En el medio del ranking aparecen Tucumán (14.771), Chaco (17.360) y La Rioja (21.290);más arriba San Juan (40.234) y Tierra del Fuego (54.981). Y al tope de todas, muy conformes en su excesiva centralización, Mendoza (108.294 habitantes por municipio) y Buenos Aires (127.380).

Los nuevos “municipios”

Por supuesto que la distribución demográfica en el territorio influye para la delimitación de los municipios. La Argentina es un país de “ciudades”, con bajo porcentaje de población rural. Esto hace que haya muy pocos habitantes fuera de las cabeceras municipales.

Sin embargo, Mendoza es una excepción: según un informe del Conicet de fines de la década del ‘90, es la segunda provincia con más población fuera de las localidades cabeceras (30%, detrás de Misiones), lo que demuestra que deberían crearse municipios o comunas para atender a esos vecinos que no viven en los centros departamentales: aproximadamente 600 mil mendocinos (siguiendo la proyección poblacional del Indec a 2018).

Según el Censo 2010, nuestra provincia tiene 305 localidades habitadas, aunque las 20 más pobladas concentran al 75% de los mendocinos. Entre estas últimas hay 5 que no son municipios pero tienen más habitantes que las cabeceras de Lavalle, Junín, San Carlos, Santa Rosa y La Paz: se trata de Palmira, La Colonia, Rodeo del Medio, La Consulta y Perdriel.

“No se trata de crear más burocracias sino autogobiernos pequeños, económicos y flexibles, pero sobre todo más representativos, eficaces y próximos”, cierra Montbrun.

Fuente: Los Andes