En La Carlota, aumentarán las partidas para ayuda social ante la fuerte demanda

Lo confirmó el intendente Fabio Guaschino. Desde el Municipio indicaron que los vecinos solicitan principalmente alimentos pero también piden asistencia para el pago del alquiler y los servicios 

Lo confirmó el intendente Fabio Guaschino. Desde el Municipio indicaron que los vecinos solicitan principalmente alimentos pero también piden asistencia para el pago del alquiler y los servicios

Ante la crisis, cada vez más familias llegan al Municipio a solicitar ayuda. Así lo confirmó a PUNTAL el intendente Fabio Guaschino, quien manifestó: “Desde el Ejecutivo decidimos incrementar la partida presupuestaria para la Secretaría  de Acción Social”. Expresó que con el aumento de la demanda, la dependencia no podrá llegar a fin de año con la actual asignación.

“Por suerte tenemos una Municipalidad saneada, sin deudas a largo plazo, con los salarios al día, con proveedores  que nos permiten  ayudar a  la gente. Cuando elaboramos el presupuesto tomamos la precaución de que podría ser un año muy difícil. La crisis ha llegado a los hogares y hay que ayudarlos”, recalcó el mandatario.

Asimismo, indicó que “en Acción Social  se tuvo que recortar la ayuda para la compra de materiales de construcción, salvo en casos excepcionales. Ayudamos en ese sentido cuando tenemos familias que han sufrido incendio en su vivienda o derrumbe de algún techo. De lo contrario no estamos brindando ayuda de materiales porque tienen un precio muy alto y  priorizamos otras cuestiones, más que nada en invierno”.

Por comida

Guaschino confirmó que lo que más solicitan los vecinos son alimentos y explicó que la dependencia municipal hace la compra de mercadería una vez al mes, y se arman bolsones con 11 productos. “A la vez, tenemos una buena cantidad de leche porque nos hemos adherido al programa de la Provincia Más Leche Más Proteínas, por el cual el gobierno  nos provee todos los meses de 800 kilos de leche y con eso abastecemos desde los dispensarios a las guarderías y a la gente que viene a pedir a la Secretaria”.

El intendente aclaró que los bolsones de mercadería los reciben familias que no son beneficiarias de las tarjetas sociales, y manifestó que los mismos se entregan con una orden de compra de carne y de verduras. “Se retiran una vez al mes, aunque hay casos en los que se entregan más seguido”.

Además dijo que “a pesar de las vacaciones de invierno, los niños siguen asistiendo porque sus padres trabajan y hoy las guarderías están al máximo”. Relató que también se entregan viandas  a  jubilados y se brinda atención en el Hogar de Día, otorgando el desayuno y el almuerzo.

Además, el intendente subrayó que “son muchas las necesidades y para poder hacer frente a tanto, trabajamos con un equipo interdisciplinario para ir resolviendo cada caso; estamos atentos, con el equipo de Asistencia Social, visitamos a las familias que puedan tener alguna  dificultad  económica para brindarles asistencia. Hay mucha gente que se quedó sin su trabajo y viene a la Municipalidad, a Acción Social, a solicitar alguna ayuda, y seguiremos así mientras sea necesario”.

Por su parte, la secretaria de Acción y Desarrollo Social, Natalia Bellón, indicó que “hay familias que piden alimentos, medicamentos y ayuda económica para el pago de alquileres y servicios. Y a eso debemos sumar que se incrementó notablemente el número de niños que asisten a los tres  centros de Cuidados Infantiles en los barrios Punta del Sauce, Norte y Central Argentino”.

En este sentido, la funcionaria sostuvo que “el sueldo no alcanza, y quienes antes podían llegar a fin de mes con lo poco que ganaban,  hoy  no les alcanza; llegan al día 20 y la gente queda sin un peso en el bolsillo”.

Aclaró que si bien no todas las problemáticas son iguales, quienes tienen un salario insuficiente sufren “un desequilibrio en toda la familia, porque cuando el dinero falta, no sólo es la preocupación de la compra diaria sino que son otros los problemas que se suman”. Así, recalcó que desde el Municipio se pone a disposición el equipo de profesionales psicólogos, psicopedagogos y asistentes sociales  “para que puedan salir adelante”.

Detalló que antes, quienes se acercaban a la dependencia a pedir asistencia eran las mujeres y actualmente “llegan  muchos padres de familia que están notando que su dinero no les alcanza y vienen a pedir una mano, pidiendo un bolsón, una garrafa, pago de luz, de gas”.

En relación al pedido de ayuda para el pago de alquileres, expresó que desde la Secretaría se tiene destinado un dinero para afrontar estas solicitudes. “En esto damos una mano grande porque es un dolor de cabeza importante que no se pueda pagar el alquiler, y que el papá no pueda garantizarle el techo a su familia”.

Fuente: Puntal