El gobierno porteño ofrece 24% de aumento a los estatales, mientras dice que la inflación es del 30%

0001040660

El Ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, confirmó que la oferta de recomposición salarial a los estatales porteños rondará el 24%, varios puntos por debajo del 30% de inflación que marca el Índice de Precios al Consumidor que depende de su cartera.

El ministro de Hacienda confirmó hoy que la propuesta salarial que le llevarán a los trabajadores para 2014 rondará el 24 por ciento, a pesar de que el Índice de Precios al Consumidor que opera el ministerio a su cargo, determinó que el alza de precios para el período enero 2013-enero 2014 fue del 29,7 por ciento.

Consultado por Télam sobre las razones por las que la propuesta salarial no alcanza el í­ndice de referencia, Grindetti argumentó que la recomposición salarial es progresiva ya que su discusión abarca un plazo anual comprendido desde agosto del año pasado al mismo mes de este año.

En este sentido, el ministro afirmó que un 24 por ciento “está en sintonía con la proyección inflacionaria que trazamos en el presupuesto” y reconoció que esa proyección “prevé una inflación menor a la que registramos los últimos 12 meses”.

Al mismo tiempo, sostuvo que “las paritarias son un reclamo legítimo de los trabajadores, pero nuestra capacidad de pago se limita a la recaudación”.

“Prometer más es poner en riegos los pagos de aguinaldos”, indicó y remarcó su acuerdo con el gobierno nacional en mantener las paritarias anuales ya que abrir discusiones trimestrales o semestrales “generará­n un alza inflacionaria en momentos en lo que hay que generar expectativas positivas” para los meses que viene.

Grindetti también descartó la posibilidad de equiparar los sueldos de estatales a los reiterados aumentos a diferentes impuestos locales que impulsó el ejecutivo porteño, ya que a su entender “el ABL y otros impuestos, se van actualizando por otro parámetros y no exclusivamente por la inflación”.

Según el funcionario, el techo de ajuste está definido por una ley especial aprobada por la legislatura que habilitó un tope de actualización del 40%.

Por su parte, Humberto Rodrí­guez Secretario General Adjunto de la Asociación de Trabajadores del Estado de la ciudad de Buenos Aires, descartó un acuerdo por el porcentaje planteado y recordó que “desde el 2011 el macrismo viene reduciendo año a año la masa salarial” y adelantó que su gremio pedirá un 32 por ciento de aumento salarial.

Rodrí­guez explicó que para definir ese monto tomaron como referencia la canasta familiar que la propia ciudad reconoce para una familia tipo que alquila y que definieron en 8800 pesos.

El dirigente sindical afirmó que “las proyecciones presupuestarias del PRO prevén aumentos en los servicios, mayor recaudación y el 40% de aumento a los funcionarios, y los trabajadores no queremos quedar afuera de esto”.

Al mismo tiempo, afirmó que actualmente en la administración porteña hay 10.000 trabajadores no registrados y otros 20.000 que si bien fueron efectivizados, perciben entre menos de 7.000 pesos, por lo que anticipó que, además de la demanda salarial, exigirán encasillamiento y las categorías según la función real que cumplen los trabajadores porteños.

Finalmente, le reclamó a Grindetti una convocatoria a paritarias y un regular funcionamiento de la comisión de discusión entre los trabajadores y el Estado porteño.

Fuente: Télam