Estiman que en dos años el asfalto cubrirá toda la ciudad de San Luis

barrios.jpg_241676493
Así lo ratificó Ponce, quien suscribió  un acuerdo con el Gobierno para pavimentar mil cuadras en el 2016. Aseguran que los barrios nuevos tendrán prioridad.

El barrio 500 Viviendas Sur, casi al borde con la autopista de las Serranías Puntanas, será uno de los beneficiados.
Los caminos polvorientos en la capital provincial  pueden convertirse en poco tiempo en una postal del pasado. Al menos eso es lo que cree el intendente Enrique Ponce, quien después de firmar el miércoles un histórico acuerdo con el gobierno provincial  para avanzar en conjunto obras viales de gran relevancia (una de ellas es la pavimentación de mil cuadras durante este año), estimó que en dos años la ciudad de San Luis podrá tener todas sus calles asfaltadas.

“Déjenme soñar un poco con los pies sobre la tierra,  y probablemente en menos de dos años tengamos toda la ciudad acorde a un servicio primordial. Está prácticamente saneado ese tema. El efecto del pavimento para un vecino es muy importante, significa un espaldarazo enorme para la gestión”, señaló el intendente.

El primer paso llegará  tras la  carta de intención  suscrita con el gobernador Alberto Rodríguez Saá, por la que se acordó pavimentar las calles de tierra de los barrios más nuevos: 500 Viviendas Sur, 500 Viviendas Norte, 600 Viviendas de las Serranías Puntanas y Viviendas Productivas. Ponce dijo que estos  sectores tenían “serios problemas en sus calles de tierra”,  y  subrayó que la posibilidad de asfaltarlos se convertirá en un “avance fenomenal para  San Luis”.

En la Comuna y el Gobierno señalaron que la inversión, cuyo monto no trascendió, derivará  de los fondos que la Nación empezó a girar a la provincia después que la Corte Suprema le diera la razón a San Luis en el juicio  por la financiación a la  Anses.

“Esas mil calles de pavimento son ciento de millones de pesos, imagínese el beneficio que es para el vecino. A ellos no les importa si el intendente es de un partido y el gobernador de otro. Ellos quieren soluciones”, afirmó Ponce.

Con los nuevos barrios  construidos por la Provincia y el Municipio, se sumaron seiscientas cuadras más de tierra al ejido municipal. “Nos quedaban unas seiscientas o setecientas más por pavimentar”, dijo Ponce, quien afirmó  que vio al gobernador muy entusiasmado y  que  podría trabajar en conjunto tambien para acompañar las obras de pavimento con alumbrado, fibra óptica subterránea y cloacas.

“Vamos a hacer de cuenta que nos fuimos de vacaciones y volvimos los primeros días de febrero. Ahí los equipos técnicos se pondrán a trabajar y preparar los pliegos de licitación. A ver si podemos soñar, y lo conseguiremos, que en abril podemos ver las primeras máquinas removiendo la tierra”, dijo el gobernador sobre los plazos informales propuestos.

Fuente: El Diario de la República