Obras municipales en San Luis: afirman que la Nación sigue sin enviar fondos

En la Intendencia de San Luis dicen que utilizan recursos propios para no tener que frenar los proyectos. Señalan que el monto adeudado por el gobierno central ronda los $500 millones.

En la Intendencia de San Luis dicen que utilizan recursos propios para no tener que frenar los proyectos. Señalan que el monto adeudado por el gobierno central ronda los $500 millones.

El secretario de Infraestructura de la Intendencia de San Luis, Enrique Picco, negó que el gobierno nacional haya reiniciado el giro de fondos para poner en marcha las obras que realiza el Municipio.  Dijo que “como pasa en el resto del país”, la ciudad de San Luis también sufre desde fines de octubre del año pasado por la falta de  dinero en  las obras con financiamiento nacional. Señaló que esto alcanza a la totalidad de los proyectos de viviendas (terminación de 400 viviendas en el sur, predio Cazorla y Granja La Amalia), los desagües pluviales en avenida Juan Domingo Perón y la planta de efluentes cloacales que se construye al oeste de la capital provincial.

“Hoy por hoy está ingresando cero peso desde la Nación. El plan de financiación depende según  las certificaciones, y entre setiembre y octubre se dejó de pagar. Sin embargo, la Municipalidad utilizó fondos propios para continuar con los certificados”, ratificó el funcionario. Aseguró que el monto acumulado que debe girar el Gobierno central  por las obras para la ciudad ronda los quinientos millones de pesos.

El funcionario municipal resaltó que hay varias deudas. Uno es la provisión del gas natural, la conexión y seguimiento del conector cloacal desde el emprendimiento hasta la Granja La Amalia. También dijo que falta el colector de desagües pluviales desde los edificios hasta calle Bolívar.

El intendente Ponce y sus funcionarios mantuvieron hasta ahora veintitrés reuniones con distintas secretarias nacionales desde el 10 de diciembre, fecha en la que asumió la nueva administración.  A pesar de que esta insistencia no dio sus frutos, en la Comuna hacen todo el esfuerzo para que las obras no queden paralizadas.

“Si bien falta que la Nación envíe los fondos para la planta de cloacas y los desagües pluviales, técnicamente no están paradas. Si van cerca del Vea, van a estar los obradores. No queremos dejar ningún flanco abierto para que se suspendan definitivamente. La Comuna no está trabada y hace el aporte económico propio. Vamos a seguir con este tema, aún cuando el ritmo bajo y los plazos de concreción se hayan vencido. Dimos una ampliación de obra porque no se llegó a terminar por la falta de pago. Legalmente estamos muy bien parados y eso nos va a permitir exigirle a la Nación que cumpla con lo acordado”, descrbió el secretario de Servicios Públicos, Ramón Zarrabeitía.

Picco aseguró además que esta semana tuvieron una reunión con funcionarios de Anses por el emprendimiento de los 409 departamentos del Plan Procrear, ubicados en la avenida Lafinur y Junín, a pocos metros del Centro Cultural Municipal “José La Vía”.

“Están en una etapa avanzada y hoy (por ayer) recibimos la visita de los arquitectos Ariel Capargo y Dahiana Patraia, ambos integrantes de proyectos especiales de Anses. Ya tenemos reuniones pactadas con otros organismos, como por ejemplo Ecogas, para la factibilidad del servicio”, contó Picco.

Los costos de la construcción

Picco señaló que con la construcción de viviendas también sufrieron los embates inflacionarios, con subas en este sector que ascienden un diez por ciento sólo en lo que va del año. “Hasta el 2015 el costo de cada vivienda social era de cinco mil pesos por metro cuadrado y hoy, debido a la evolución económica del país, ronda los diez mil pesos”, comparó el secretario de Infraestructura. El funcionario manifestó que las empresas que ganaron las licitaciones analizan pedir una compensación por el aumento de los insumos.

Zarrabeitía reconoció los problemas por estas subas y recordó un decreto de los noventa para la actualización de los precios de las obras. “Es el paso que seguirá una vez que vuelvan a llegar los fondos, porque no queremos que quiebren las ecuaciones económica financieras de las empresas. Lo tenemos previsto, se lo comentamos a los funcionarios nacionales y ellos demostraron su acuerdo”, completó.

Los fondos para el proyecto de los desagües pluviales se aportaban en un noventa y tres por ciento por la Nación y el resto por el Municipio. “Ese monto de la Intendencia estaba previsto aportarlo al final pero ante la falta, lo hacemos al medio de la construcción para poder seguir adelante”, explicó Zarrabeitía, sobre la partida presupuestaria.

Fuente: El Diario de la República