Maduro se encuentra con la oposición para iniciar el diálogo

Delegados del gobierno de Venezuela y dirigentes de la oposición acudieron este domingo a la cita de diálogo con el acompañamiento del Vaticano y la Unasur para garantizar la paz del país.

Delegados del gobierno de Venezuela y dirigentes de la oposición acudieron este domingo a la cita de diálogo con el acompañamiento del Vaticano y la Unasur para garantizar la paz del país.

Un enviado del Vaticano, los representantes del bloque regional Unasur, y tres ex jefes de Estado de España, Panamá y República Dominicana promueven el acercamiento.

“De esa reunión podrían salir importantes conclusiones que permitan “desescalar” el conflicto”, apuntó Torrealba. Pero otros líderes opositores se mostraban reacios a iniciar un diálogo con el gobierno, argumentando que Maduro se ha convertido en un dictador y sólo intenta promover conversaciones para atrincherarse.

“(El encuentro) se produce en un marco de escepticismo y desconfianza”, agregó Torrealba.

Los representantes de la iglesia católica en el país difundieron el domingo un comunicado solicitando a los dos bandos “ser coherentes” y “respetar” el compromiso de iniciar conversaciones para tender puentes y evitar la violencia.

Uno de los dirigentes del partido de gobierno, Jorge Rodríguez, que asiste junto al presidente y la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, a la reunión, dijo horas antes que la oposición tenía que ir al diálogo y renunciar a la violencia.

“Nosotros queremos que se detenga esa situación permanente de zozobra en la población venezolana por la acción de la derecha, que todos podamos esgrimir nuestra opinión”, apuntó Rodríguez en una entrevista a un canal de televisión privado.

La oposición convocó a sus seguidores a marchar la próxima semana hacia el Palacio de Miraflores, para presionar por el referéndum que revoque a Maduro, en una secuencia de eventos que recuerdan un efímero golpe contra el antecesor del presidente, el fallecido Hugo Chávez, en 2002.

Maduro destacó durante el inicio del diálogo que esta será una oportunidad para desarmar el odio y la intolerancia y “abrir el camino al amor. Yo creo profundamente en el amor como el arma más poderosa para un proceso de paz”.

Fuente: Tucumán Hoy