El turismo en Salta tendrá pérdidas de hasta $100 millones

La actividad significa el 7% del producto bruto geográfico de Salta.

La actividad significa el 7% del producto bruto geográfico de Salta.

Luego de confirmarse que este año no habrá dos feriados puente en el calendario, estimaciones de distintas voces vinculadas a la actividad turística, desde el Ministerio hasta referentes empresariales, señalaron que cada uno de esos dos fines de semanas largos de cuatro días tendría un impacto de entre 40 y 50 millones de pesos en el producto bruto geográfico de Salta (el PBG es a la Provincia lo que el PBI es a la Nación).

La decisión del Gabinete de Nación significará, de mínima, una reducción de 80 millones de pesos para la actividad turística al PBG. Según argumentos expuestos por funcionarios del Comité de Facilitación Turística (CFT) en el marco de la publicación de la nueva conexión aérea Salta-Lima, durante el último año. El turismo representa el 7% del PBG salteño.

El presidente de la Cámara de Hoteleros y Gastronómicos, Eduardo Kira, avanzó con una proyección partiendo de ese dato. “Si las cosas seguirían como se venían dando en los últimos cinco años, en poco tiempo más el turismo hubiese pasado a representar el 10% del PBG”, analizó. La oscilación por cada uno de los dos feriados puente de cuatro días que se perderán -entre 40 y 50 millones-, hace que la pérdida pueda ascender a 100 millones.

“De acuerdo a los registros, en los fines de semana largos de 2016 se registraron 193 mil arribos turísticos, con un impacto económico aproximado en 40 millones de pesos por cada uno de ellos”, informó a este medio el Ministerio de Cultura y Turismo. Claro que no en todos los descansos largos se llegó a cuatro días, cuestión que permitían los dos feriados puente definidos en el decreto de 2010 como una manera de propiciar la ACTIVIDAD ECONÓMICA a través del turismo.

NO SON LO MISMO
En el artículo tercero del decreto de 2010 se establecía que los “feriados con fines turísticos” podían darse dos veces al año y que si la fecha original de ellos no coincidía “con los días martes o jueves” se contaba con la chance de poner dos días puente.

Esos fines de semana largos no eran de cuatro días sino de cinco, en términos de hotelería: cuatro noches. La programación de esos feriados debía hacerse con al menos 50 días de antelación con respecto al cierre del año anterior, es decir, el calendario de 2017 debía conocerse hasta el 11 de noviembre de 2016.

En cambio, la medida de Cambiemos dada a conocer esta semana modificó el calendario de un año en curso, suprimiendo de raíz todos los fines de semanas largo de más de tres días. Salvo nueve feriados inamovibles, en los que se encuentran las fiestas de fin de año, pascuas, carnaval, el 1 de mayo y la conmemoración de la Independencia, el resto se trasladará a los lunes, o al anterior o al siguiente.

La agenda para los trabajadores del aparato productivo tendrá siempre el mismo esquema: sábado, domingo y lunes. En términos hoteleros: dos noches.

11 FINES DE SEMANA LARGOS
Desde el Ministerio de Cultura y Turismo de Salta informaron que este año habrá once fines de semana largos en Salta, de los cuales dos son exclusivamente provinciales (Batalla de Salta, el 20 de febrero y la fiesta patronal el 13, 14 y 15 de septiembre). “Será una oportunidad para fomentar el turismo interno. Vamos a trabajar no sólo en la promoción sino también en ofrecer actividades, son un complemento muy importante para nuestra oferta turística”, dijo Estanislao Villanueva, secretario de Turismo.

La proyección
Con los nuevos criterios acerca de los feriados, en el calendario de 2019 solamente habrá cinco fines de semana largo, según los cálculos de Eduardo Kira, del presidente de la Cámara Hotelera y Gastronómica. El turismo interno, regional y nacional disminuirá significativamente con este nuevo esquema federal del calendario de actividad laboral-productiva.

Fuente: El Tribuno