Chubut: “no se discriminan municipios y contestarán con números reclamos de intendentes”

En declaraciones a EL CHUBUT, el ministro de Economía cuestionó a intendentes que "no pueden administrar sus propios municipios", mostrándose crítico con las gestiones de Comodoro y Rawson.

En declaraciones a EL CHUBUT, el ministro de Economía cuestionó a intendentes que “no pueden administrar sus propios municipios”, mostrándose crítico con las gestiones de Comodoro y Rawson. Dijo por otra parte que en 2017 habrá un control celoso y exhaustivo del ingreso de personal. Y aseguró que “no vamos a triplicar las transferencias a la Legislatura”.

El ministro de Economía, Pablo Oca, cargó enérgicamente contra las gestiones de Comodoro Rivadavia y Rawson. Recordó que el intendente Carlos Linares recibe por coparticipación federal, regalías, ingresos brutos y fondos solidarios, $4.137, el doble de lo que percibe Trelew y Puerto Madryn. Asimismo, dejó en claro que el municipio que conduce Rossana Artero absorbe 90 millones de pesos anuales a través de diferentes conceptos.

En los últimos meses Oca ha salido de su ámbito específico y se muestra más confrontativo con intendentes y diputados, aunque siempre desde una perspectiva técnica y estadística. La situación aguda que vive la Provincia en materia económica, provoca que el ministro tenga que salir continuamente a detallar las dificultades que atraviesan las arcas del Estado.

En este contexto, desterró el mito de la supuesta discriminación que Provincia efectiviza con la gestión Linares. Profundizando las explicaciones que el gobernador Mario Das Neves otorgó días atrás en Casa de Gobierno, Oca se refirió a la distribución de ingresos per cápita a la urbe petrolera.

Contemplando las transferencias por coparticipación federal, regalías, ingresos brutos, compensación hidrocarburífera y fondos solidarios, la ciudad de Comodoro Rivadavia percibe un total de $ 4.137 per cápita, una cifra que prácticamente duplica a los municipios que lideran Adrián Maderna y Ricardo Sastre.

«Vamos a empezar a contestar con números y con hechos concretos. En el caso puntual de Comodoro Rivadavia duplica a partir de todos los convenios que firmó Buzzi, cualquiera de los ingresos per cápita de cualquier otro de los municipios grandes de esta provincia», sintetizó Oca en diálogo con EL CHUBUT.

El titular de la cartera económica adelantó que está trabajando en conjunto con la subsecretaría de Modernización del Estado, para publicar en el sitio oficial del gobierno del Chubut un mapa sinóptico sobre las transferencias a cada uno de los municipios y la deuda de la Provincia.

$ 90 MILLONES ANUALES PARA RAWSON

Una de las conclusiones que se difundió luego de la reunión que mantuvo la intendenta Artero con cuatro diputadas provinciales del Frente Para la Victoria fue la que exponía que el Gobierno provincial debía más de 10 millones al municipio capitalino en concepto de impuestos. La publicación de este dato molestó a Oca quien inmediatamente salió a esclarecer algunos números de Rawson.

Oca reconoció que adeudan dos meses de impuestos a la gestión Artero, pero remarcó que está dentro de los límites: «Si un particular puede deber dos meses, el Estado también puede deber dos meses y más en la situación que estamos».

«El problema que tiene Artero y su gabinete es que si no nosotros no le pagamos el impuesto inmobiliario y automotor no pueden administrar el municipio», disparó Oca a EL CHUBUT.

En forma detallada y exhaustiva, el ministro apeló a los números para fundamentar una parte de lo que recibe anualmente el municipio capitalino. «Rawson recibe aproximadamente 30 millones por año de coparticipación de impuestos, otros 30 millones de distribución de las regalías hidrocarburíferas vía coparticipación y finalmente otros 30 millones por impuestos inmobiliarios y automotor del estado provincial», exteriorizó el ministro.

Con estas partidas, el municipio que encabeza Artero percibe 90 millones de pesos anuales a través de diversos conceptos.

DISCUTIRAN EL AUMENTO DE LOS IMPUESTOS

Bajo este escenario, Oca confirmó a EL CHUBUT que se sentarán a discutir con las autoridades de Rawson el aumento del 30% en los impuestos. Desde el gobierno llevarán una posición férrea en contra de esta suba.

En esta dirección, el funcionario provincial trazó un paralelismo distinguiendo que Rawson «recibe lo mismo vía coparticipación (30 millones), que lo tenemos que pagar de impuestos por el sólo hecho de que los edificios y la capital sea en la ciudad de Rawson».

Reflejando la suba sustancial en los impuestos, Oca graficó que la primera boleta de Impuesto Inmobiliario cuando asumieron en 2015 «fue $ 1.100.000», mientras que la diciembre alcanzó el «$ 1.800.000».

Como consecuencia de esto, se preguntó «qué servicio prestan para que nosotros tengamos que pagar 700.000 más por mes de los inmuebles que están radicados en Rawson. Le adelanto a Artero que lo vamos a ir a discutir».

Para el funcionario ministerial «hay un exceso» en el cobro y cruzó a la intendenta: «Cree que cobrándole muy caro a los que viven en Playa Unión y al Estado provincial puede administrar el municipio. Va a tener que reanalizar cuál es su política tributaria».

El ingreso de personal bajo la lupa

De la reunión que encabezó el gobernador Mario Das Neves con los ministros Alberto Gilardino (Jefe de Gabinete) y Pablo Oca (Economía) se desprendió una conclusión ineludible e inapelable: en 2017 habrá un control celoso y exhaustivo del ingreso de personal.

Para el Ejecutivo uno de los horizontes en este 2017 será el de «ajustar los números» para equilibrar el déficit anual, que en 2016 traspasó ampliamente la barrera de los 2.000 millones de pesos.

«La realidad es que superamos un año muy complicado el año pasado, tenemos buenas expectativas de lo que va a ser este 2017, pero no por eso vamos a dejar de ser cuidadosos y muy restrictivos en todo el manejo que hicimos de los números del año pasado, fundamentalmente el tema del personal que claramente sigue siendo la mayor erogación del Estado», precisó Oca a EL CHUBUT.

«No vamos a triplicar las transferencias a Legislatura»

El ministro Pablo Oca trazó una comparación sobre el incremento de la Legislatura en los últimos tres años que pasó de $ 220 millones en 2015 a $ 440 millones en 2016 y de 665 millones para este año, y aclaró que si los diputados piensan que triplicarán las transferencias para sus gastos, se equivocan.

«Si ellos triplican su presupuesto yo ya les voy diciendo que no vamos a triplicar ni remotamente las partidas que se van a transferir. Así que o administran bien o que sigan polulando por la provincia acompañando a intendentes que no pueden manejar sus municipios», cuestionó Oca.

El ministro redobló la apuesta y le pidió a la legisladora Viviana Navarro del FPV que «en vez de decir las pavadas que dice públicamente y de acusarme que vamos a disciplinar con la billetera, tanto a los municipios como a la legislatura, lo que tendría que hacer es sentarse con Raúl Fernández, que es el que administra el presupuesto y pedirle explicaciones de por qué se hacen las restricciones que se hacen, por qué no se pagan los seguros y se compran vehículos».

Oca no cuestionó la independencia de los poderes del Estado, pero solicitó seriedad a la hora de los reclamos. Por último, afirmó que las transferencias a la Legislatura las harán «cuando ordenemos el presupuesto y cuando podamos».

Linares: «este va a ser un año de lucha»

El intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, informó que la semana entrante habrá nuevas reuniones en Buenos Aires por la crisis petrolera y cuestionó al Gobierno nacional al sostener que «ellos apuntan a la flexibilización laboral y nosotros estamos del otro lado de la vereda». Por tal motivo, remarcó que «todo este año va a ser un año de lucha».

Linares aseguró que «vamos a seguir con los gremios peleándola y siempre vamos a estar a su lado».

Indicó asimismo que el sector gremial ha hecho un gran trabajo que permitió pasar 2016 sin tantos despidos.

A su vez, el intendente negó toda posibilidad de que Comodoro fuera a convertirse en Neuquén, donde se aceptaron cerca de dos mil despidos sin sobresaltos, así como la flexibilización de horarios.

Por ello, afirmó que «vamos a pelear para que en nuestra ciudad esto no suceda, sabemos que va a ser un año duro pero tenemos una convicción e ideología política que nos indica que tenemos que estar del lado de los trabajadores».

Fuente: El Chubut