Municipales de Bariloche piden un aumento del 45%

El Soyem comienza a negociar con el Gobierno municipal por el aumento salarial 2017. El gobernador había solicitado a los intendentes limitar los incrementos en un 17 por ciento. "Va a ser un año complicado" anticipa el gremio.

El Soyem comienza a negociar con el Gobierno municipal por el aumento salarial 2017. El gobernador había solicitado a los intendentes limitar los incrementos en un 17 por ciento. “Va a ser un año complicado” anticipa el gremio.

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales pedirá al Gobierno un aumento “no menor al 45 por ciento”; cifra que dista considerablemente del número sugerido por el gobernador Alberto Weretilneck a los intendentes de la provincia en el marco del plan de ajuste para 2017.

Dirigentes del gremio presentaron una nota a la Municipalidad e iniciaron conversaciones con el secretario de Hacienda Ariel Gomis para comenzar a evaluar el escenario económico.

El secretario general del Soyem Juan Fuentes indicó a La Mañana de Radio Seis que solicitan ese porcentaje basándose en el incremento de todos los servicios y los alquileres. “Si en Buenos Aires para poder vivir se necesitan 25 mil pesos, te imaginás lo que es en Bariloche” dijo.

Fuentes dijo tener “una expectativa muy grande” para la negociación pero reconoció que “va a ser un año de mucho conflicto”.

“Los salarios de los docentes están en la línea de la pobreza, no hay trabajo y hay cada vez más chicos en los comedores. El tema está muy complejo” sostuvo refiriéndose al panorama económico y social del país.

El secretario de Hacienda Ariel Gomis sostuvo en diálogo con el programa televisivo De la A a la Z, que el año pasado “no hubo puntos porcentuales perdidos” y ese será el punto de partida de la negociación de este año.

“La paritaria en total entre lo que se dio y el pase de valores no remunerativos supera el 46 por ciento, por lo tanto no hubo puntos porcenturales perdidos, entonces hay que sentarse y hablar” dijo.

Según el funcionario, Bariloche “es una de las ciudades que no tuvo retracción en los sueldos de los empelados municipales” y “es un buen componente para arrancar la charla”.

Fuente: bariloche 2000