Las comadres coplearon en su día

A pura ronda de coplas, anateadas, bailando al ritmo de música festiva, compartieron la alegría del Carnaval en Purmamarca.

A pura ronda de coplas, anateadas, bailando al ritmo de música festiva, compartieron la alegría del Carnaval en Purmamarca.

Como hace más de 34 años en la comparsa “La Salamanca” del pueblo de los siete colores, las comadres se reunieron para compartir el tradicional jueves a puro canto de la copla, anateada y por supuesto al ritmo de la música más alegre y carnavalera a tan solo un día de vivir el popular desentierro del diablito.

La Salamanca fue fundada en el año 1983 por vecinos del pueblo como Primitivo Peñalba, Patrocinia Vilte, Policarpo Ríos, Críspolo Ríos y Cantilo Cruz, quienes ansiaban contar con un espacio para el canto popular: la copla.

Bajo el lema “nada se vende, nada se compra, todo se comparte”, las comadres salamanqueras se encontraron pasadas las 13 en casa de la familia Vilte para compartir un almuerzo.

Entre abrazos, felicitaciones y charlas esperaron a las demás comadritas para partir hacia el mojón.

Sin dejar de entonar gran cantidad de versos y haciendo eco de las anatas con la banda de mujeres, subieron hasta el cerro de siete colores para tomar el camino hacia el paseo de Los Colorados. Allí el mojón esperaba por los colores de la serpentina, el aroma a albahaca y por supuesto el talco y la nieve.

Tras dejar “todo blanquito” agradecieron también a la Pachamama para luego nombrar a los miembros de la comisión, quienes junto a padrinos y madrinas, hicieron posible los festejos.

Enseguida se armó la rueda de coplas para bajar hacia las invitaciones de distintas familias del pueblo, es así que visitaron a alrededor de 8 casas para chayar, sahumar y compartir bailando bajo los cálidos rayos del sol, que generó un clima excelente para disfrutar además en familia.

Asimismo se sumaron una gran cantidad de turistas provenientes de diversas provincias del país y que no quisieron dejar pasar la oportunidad para vivenciar esta expresión cultural junto a los lugareños.

En este sentido la presidente de la comparsa, Selva Vilte, se mostró muy satisfecha por la jornada de alegría y diversión expresando que “este es un día sumamente importante, porque las mujeres hacen hoy un alto a sus obligaciones cotidianas y a sus dolores cotidianos, para brindarnos entre nosotros la alegría de la amistad, la confraternidad y la solidaridad”, afirmó.

“Quiero destacar hoy que además es un día donde la expresión cultural se conjuga entre jóvenes y adultos, por un lado tenemos a las copleras que mantienen aún este canto popular y por otro lado la banda de anateras, donde se encuentran mujeres más jóvenes, que manifiestan su expresión musical y hacen frente a las costumbres del pueblo para que continúen en el tiempo”.

Críticas a disposiciones

Por otro lado, Selva Vilte, lamentó algunas cuestiones de esta edición del Carnaval “es inadmisible que en la provincia no se reconozcan las características de nuestros carnavales, por eso me parecen arbitrarias algunas decisiones contemplada en el Decreto aprobado por el Gobierno, porque muchas comparsas solo defienden la cultura y las tradiciones, sin buscar fines de lucro, sino con la idea de compartir entre amigos, familiares y turistas que nos visitan”.

El Carnaval es popular, fraternal, terminó diciendo.

Fuente: El tribuno