El Bolsón: La edil Cristina Painefil denunció que fue privada de su libertad en el acceso al lago Escondido

Cristina Painefil (JSB) denunció que fue privada de su libertad, junto a un grupo de periodistas puntanos, cuando intentaban llegar hasta el lago Escondido.

Cristina Painefil (JSB) denunció que fue privada de su libertad, junto a un grupo de periodistas puntanos, cuando intentaban llegar hasta el lago Escondido. Culpó de ello a la gente del magnate Joseph Lewis y radicó la denuncia en la comisaría 12 de El Bolsón. Pasadas las 22.30 de anoche estaba haciendo su ingreso a nuestra ciudad.

La noticia surgió a través de las redes sociales. Por medio de Facebook alguien hizo saber en la tarde ayer, que una concejala de Bariloche -Cristina Painefil- y tres periodistas de la provincia de San Luis habían sido privados de su libertad en el acceso a lago Escondido.

La idea, según la edil, era realizar un informe televisivo haciendo el ingreso a lago Escondido a través del camino de Tacuifí, en la zona de El Foyel. Ante la imposibilidad de hacerlo, decidieron iniciar el regreso y allí las complicaciones fueron en aumento.

Vale la pena recordar que el trayecto elegido es el que el Superior Tribunal de Justicia rionegrino dio la orden de que sea habilitado para que los ciudadanos pudiesen acceder con libertad al espejo de agua, pero que atraviesa la estancia del multimillonario Joseph “Joe” Lewis.

Luego de pasar un mal momento y de realizar, tanto Painefil como sus acompañantes, la denuncia en la comisaría 12 de El Bolsón, se comunicaron con ella desde el programa El Vespertino, de Radio 6 de nuestra ciudad, y así obtuvieron su testimonio. “La primera tranquera estaba abierta, salió una vecina, le dijimos que queríamos ir al lago Escondido y nos dijo que ingresáramos y que teníamos diez kilómetros”, comenzó diciendo.

Agregó “llegamos a la segunda tranquera que estaba cerrada, un vecino se acercó, le explicamos nuestras intenciones, nos dijo que no había ningún problema, que pasáramos, pero que fuéramos cerrando las tranqueras para que no se crucen los animales”.

Prosiguiendo con su relato, casi en forma ininterrumpida, la concejala relató “llegamos a lo de Montero (se refiere a una zona que se la conoce por el apellido de unos antiguos pobladores del lugar), nos explicaron que al lago Escondido no íbamos a poder pasar porque al puente misteriosamente se lo había llevado el río”.

Según dijo, el vecino les sugirió “que volviéramos por donde habíamos venido y que vayamos a hablar con don Joe, que seguramente le iba a permitir al camarógrafo hacer imágenes del lago, así que eso tratamos de hacer”.

Claro que allí no terminó la situación, por el contrario, comenzó a complicarse aún más. “Cuando estábamos volviendo nos encontramos con la anteúltima tranquera cerrada, nos dejaron adentro sin ninguna explicación, diciéndonos que esperaban a la Policía”.

La edil se encargó de aclararle al conductor del programa que no se encontraban dentro de la propiedad del magnate, pero que sin embargo, quienes los interceptaron vestían ropas que las identificaban como personal de Hidden Lake y que en el lugar “estaban montando una casilla de seguridad”.

El relato fue tomando un tinte dramático cuando indicó que “tras esperar una hora y media al rayo del sol y a punto de deshidratarnos, decimos llamar a la policía. Lo hicimos al 911 y les dijimos que fuimos privados de nuestra libertad y exigimos que de inmediato se constituyan en el lugar porque se hacía la noche”.

Sin embargo no fue tan sencilla la situación ni tuvo una solución inmediata, pues Painefil aseguró que pasó otra hora y media hasta que llegaron los uniformados, quienes lo hicieron junto a “un señor muy agresivo que invocaba a la propiedad privada”. Después de ser identificados, les permitieron salir del lugar alrededor de las 18.30.

Tras ello fueron directamente a la comisaría 12 y allí manifestaron todo lo sucedido. “Nos costó ‘un Perú’ que nos tomen la denuncia. Una oficial de servicio nos dijo que eso nos pasa por ir a meternos a campo ajeno”, indicó indignada. Para finalizar señalando que “a mí me duele mucho por los periodistas, nosotros ya sabemos cómo funciona el imperio y para mí no es ninguna novedad”.

Fuente: El Cordillerano