Los “docentes voluntarios” también generan rechazo en municipios oficialistas

En pleno conflicto entre el gobierno y los trabajadores de la educación, ahora las localidades de Bahía Blanca y Saladillo, comandadas por Cambiemos, mostraron su negativa a la propuesta realizada por la gobernadora Vidal.

En pleno conflicto entre el gobierno y los trabajadores de la educación, ahora las localidades de Bahía Blanca y Saladillo, comandadas por Cambiemos, mostraron su negativa a la propuesta realizada por la gobernadora Vidal. La convocatoria a los ciudadanos se da en el marco de un paro impulsado por los gremios.

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, dio a conocer días atrás que convocará a sesenta mil voluntarios para tomar tareas de docencia durante la medida de fuerza que llevarán a cabo los gremios docentes. La misma será bajo el programa “Mi Parte por la Educación” y los lugares dispuestos son Comedores Escolares que en su mayoría funcionan en los establecimientos educativos.

“La tarea docente es muy importante, no podemos cambiarles a los chicos el docente, que primero tengan un voluntario y luego al docente que los va a acompañar todo el año”, había expresado la primera mandataria provincial.

Si bien hubo una respuesta negativa por parte de los municipios encabezados por el peronismo como en Avellaneda y La Matanza, ahora se rebelaron las localidades gestionadas por Cambiemos y deja en una posición distinta al Poder Ejecutivo de cara a los trabajadores de la educación.

Tal es así que en Saladillo, el Consejo Escolar resolvió por unanimidad que no están de acuerdo con el ingreso de voluntarios al sistema educativo. Esta definición se dio tras la coincidencia que tuvieron los bloques de concejales del Frente para la Victoria y del oficialismo.

A su vez, en el mismo órgano pero de Bahía Blanca también dieron a conocer su negativa a la propuesta. Desde el PRO  desautorizaron “el ingreso a las escuelas de personal que no haya sido nombrado según las reglamentaciones vigentes”.

Los sindicatos insisten en que la propuesta salarial del 18 por ciento en cuotas y con una cláusula gatillo por la inflación es insuficiente, mientras que la respuesta del gobierno de convocar a voluntarios pierde fuerza. En ese aspecto, el conflicto se dilata y por el momento las aulas comenzarán vacías este nuevo ciclo lectivo.

Fuente: InfoCielo