Mendoza: La calle Arístides y la plaza San Martín, ya están en obra

Mañana cortarán desde Boulogne Sur Mer a Huarpes y anunciarán el desvío. Ayer comenzaron los trabajos de remodelación, pero sólo se vieron las primeras delimitaciones en la vereda norte.

Mañana cortarán desde Boulogne Sur Mer a Huarpes y anunciarán el desvío. Ayer comenzaron los trabajos de remodelación, pero sólo se vieron las primeras delimitaciones en la vereda norte.

Luego de los festejos Vendimiales que llenaron de color la ciudad de Mendoza durante el fin de semana, los trabajos previstos para remozar la calle Arístides Villanueva y la plaza San Martín comenzaron ayer sin mayores modificaciones en el tránsito.

En el primer caso, la concurrida arteria estará bloqueada para el paso de vehículos a partir de mañana en el tramo que va desde Boulogne Sur Mer hasta Huarpes.

Así, a medida que avancen las modificaciones previstas por la comuna capitalina, las cuadras se irán cortando hacia el este hasta llegar al empalme con Belgrano.

En esta esquina justamente, ya se puede ver el gran cartel donde se anuncian los detalles de la obra, que pretenderá transformar la calle con mayor movimiento nocturno en un paseo con un diseño urbano renovado y unificado.

“La idea es que a medida que se vaya terminando una cuadra se avance hacia la siguiente, de manera que la anterior quede librada”, explicó el subsecretario de Desarrollo Urbano de la Municipalidad de Capital, Juan Manuel Filice.

Respecto del recorrido que deberán seguir los troles que hasta ahora suben por Arístides Villanueva hacia el parque, el funcionario adelantó que en los próximos días la Dirección  Provincial de Transporte deberá informar las modificaciones.

Hasta el momento, existen dos posibilidades: que las unidades desvíen su marcha hacia el norte para doblar por Paso de Los Andes o bien que directamente suban por Martín Zapata.

Por eso, la instancia segura es que los troles sean reemplazados por colectivos.

“Esperamos la definición de Transporte lo antes posible”, dijo Filice.

Tal como se había anunciado, los arreglos en la Arístides están a cargo de la empresa Da Fre Obras Civiles S.A. y costarán $95.736.994 que serán derivados desde Nación.

De acuerdo a la idea planteada desde la comuna, el paseo que se extiende a lo largo de siete cuadras tendrá adoquines en lugar de cemento y  los cables del tendido eléctrico irán bajo tierra. Pero además, las veredas tendrán un aspecto uniforme y la calle estará a la misma altura que éstas.

Otro cambio que se suma al inter trabado de la calle tiene que ver con la estética con la cual se iluminarán los comercios, bares y restaurantes que allí están emplazados.

Es que de acuerdo al plan -que establece un plazo de 240 días de trabajos- las tradicionales farolas tipo “jirafa” serán reemplazadas por unas más bajas, con brazos hacia la calle y a la vereda, pero también que permitan iluminar la copa de los árboles.

En el caso de los bares y restaurantes, se buscará que los sitios donde mendocinos y turistas se sientan, queden delimitados, de manera que se facilite la circulación. Para respetar los espacios, también se instalarán bolardas entre la calle y la vereda.

Ayer, si bien aún no se vieron las máquinas trabajando en el lugar y el tránsito no tuvo cambios, los transeúntes pudieron notar el emplazamiento de los primeros conos anaranjados sobre un tramo de la vereda norte.

De hecho, explicó Filice, se cerrarán cuatro metros de vereda en relación a la calle y se dejarán libres los cuatro metros restantes hacia los frentistas, de manera que quede el paso liberado para los paseantes.

“Queremos ante todo que se respeten los plazos de las obras para que la ejecución sea lo menos invasiva posible”, volvió a aclarar el funcionario.

También la plaza San Martín inició su reforma integral con indicios más evidentes. Es que desde ayer, el espacio que hace honor al General fue cerrado en todo su perímetro. En este caso, por la tarde se vio a la máquina retro excavadora haciendo trabajos en el suelo mientras que  los obreros de la empresa Tolcon S.A se dedicaron a remover al añoso embaldosado.

El movimiento de suelo es la primera fase de una intervención más compleja, que implicará emparejar todo el piso de la plaza y eliminar todos los desniveles.

“Es una manera de lograr un espacio más fluido para los paseantes y visualmente más agradable”, aclaró Filice. Dentro de este plan de renovación urbana también está previsto mejorar la fachada de los edificios circundantes en toda la manzana ubicada en calles Avenida España, 9 de Julio, Necochea y Gutiérrez.

Así en conjunto con la plaza, el Espacio Contemporáneo de Arte, como así también el edificio del ex Banco Hipotecario y la Iglesia San Francisco de Asís se integrarán a la puesta en valor de este histórico sector de la ciudad.

Al igual que en el Paseo Arístides en este sector del centro se enterrarán los cables  de electricidad y se adoquinará la calle. Todo, demorará  unos quince meses, según los planes del municipio.

En ese sentido, desde la comuna informaron que el plan de contingencia vehicular se informará a medida que los trabajos concluyan en el cuadrante de la plaza.

El presupuesto para esta puesta en valor de la plaza y los edificios es de $ 55 millones de fondos nacionales.

Fuente:L os Andes