Un fallo obliga al municipio de Daireaux a pagar $250 millones en indemnización: “Es impagable”

La Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Trenque Lauquen obliga a la comuna del oeste bonaerense a pagar una indemnización que con intereses y costas supera los $250 millones.

La Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Trenque Lauquen obliga a la comuna del oeste bonaerense a pagar una indemnización que con intereses y costas supera los $250 millones. Es por el caso de una mujer y su hijo por un contagio de VIH a través de una transfusión en el hospital local ocurrido en 1993. El intendente deroense pidió respesto por la familia y anticipó que presentarán un recurso a la Corte bonaerense ya que el monto representa más que el presupuesto del municipio.

El intendente Alejandro Acerbo (FPV) se refirió al juicio millonario por el contagio de HIV de una vecina deroense en el año 1993. En primera instancia, el jefe comunal explicó que la municipalidad no había sido notificada aún y pidió respeto a la familia.

Asimismo explicó que en la actualidad se deposita una indemnización de 47 mil pesos a la familia de la vecina fallecida y cuya denuncia la siguieron los hijos. Esta indemnización se paga desde diciembre de 2015.

Acerbo sostuvo que el monto “es impagable” aunque aseguró: “Vamos a ver cómo se continúa desde ahora para poder resolver esta situación, siempre teniendo en cuenta la familia”.

Finalmente, el Intendente transmitió “tranquilidad” a los vecinos y aclaró que “se va a continuar haciendo el pago mensual de indemnización a la familia”. Según explicó el abogado Julio Collado, harán una presentación de un recurso ante la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires.

Según publicó Diario Líder, la municipalidad deberá afrontar la sentencia dictada por la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Trenque Lauquen que la condena a pagar las indemnizaciones en la suma aproximada a los 46 millones de pesos, más interés por 20 años y las costas del juicio.

Las estimaciones provisorias calculan el pasivo total por encima de los los 250 millones. Aparte de eso, manda al Municipio a abonar en forma vitalicia más 50 mil pesos mensuales, para afrontar tratamientos.

El hecho

El fallo es la culminación de un largo juicio iniciado en la década del 90 a partir del contagio de Sida (HIV) a una mujer y a su hijo en el Hospital de Daireaux, como consecuencia de la transfusión de sangre contaminada, luego de la cesárea que le fuera allí practicada a la madre, y por contagio de su madre, durante la lactancia, al recién nacido.

Luego de muchas idas y vueltas, con fallos anteriores revocados por la Suprema Corte provincial, quedó establecido en el año 2008 que la Municipalidad era responsable y debía pagar los daños, quedando pendiente la determinación de los mismos. El médico interviniente fue absuelto, sin que nadie apelara tal decisión.

Tras el fallecimiento de la madre, es ahora el hijo el que tendría derecho a percibir el total de las remuneraciones

Fuente: La Noticia 1-com