Un pueblo salteño en penitencia gran parte del año

Vecinos le escribieron una carta de fuerte contenido al intendente Leopoldo Cuenca.

Vecinos le escribieron una carta de fuerte contenido al intendente Leopoldo Cuenca.

La concejal de Rivadavia Banda Sur Julia Flores contó que con el paso de los años y con la falta de obras imperiosas para el pueblo, Leopoldo Cuenca fue cosechando cada vez más antipatía entre la gente que tiene una pésima calidad de vida.

La edil contó que “hace poco, los vecinos le enviaron una carta al intendente, indignados por el estado de las calles del pueblo y de la ruta 13, además del enojo porque sienten en carne propia la postergación y la mentira”.

La misiva es extensa, pero en algunos de sus tramos dice: “Hay un pueblo cansado de su inacción, de su ausencia en el municipio, de su arrogancia y de su total falta de compromiso y diálogo para con el pueblo; aunque podríamos seguir enumerando muchas otras cosas… Pero despreocúpese, nosotros no perseguimos ningún interés político, solo el interés de elegir a una persona que realmente nos represente. Habíamos depositado en su figura las esperanzas de una “nueva Rivadavia’, apoyamos su gestión con total convicción, hasta que su necedad fue alejándolo del pueblo”.

Y la carta continúa: “Decimos basta y nos unimos todos los que soñamos ver a nuestra querida Rivadavia Banda Sur de pie, como se lo merece; con calles y rutas donde se pueda transitar sin hacer malabarismos, con hospitales en condiciones dignas, escuelas aptas para recibir a nuestros hijos, espacios recreativos para el esparcimiento familiar, queremos una plaza en la que de gusto sentarse a compartir un momento con los nuestros. Soñamos con una Rivadavia que festeje con bombos y platillos el día de su fundación, y no que pase esa fecha desapercibida, en el olvido, como ocurre año tras año. Amamos a nuestro pueblo, señor intendente, y nos duele verlo así…”.

En sus tramos finales, la carta dirigida a Cuenca concilia: “Estamos dispuestos al diálogo y a organizarnos para crecer, hermanados en un solo sueño que es el bienestar de nuestro pueblo, de Rivadavia Banda Sur”.

Todos en este “pedacito grande” de Salta quieren crecer y salir de sus casas, donde permanecen prisioneros del barro.

Fuente: El Tribuno