La joya urbanística de Mendoza Capital toma forma

El proyecto ganador propone viviendas, comercios y espacios verdes donde aún funcionan los talleres del ferrocarril. La idea es que en el segundo semestre arranque la venta de los terrenos

El proyecto ganador propone viviendas, comercios y espacios verdes donde aún funcionan los talleres del ferrocarril. La idea es que en el segundo semestre arranque la venta de los terrenos

El enorme predio de 24 hectáreas donde aún funcionan los talleres del ferrocarril, ubicado en el centro de la ciudad de Mendoza, se transformará finalmente en un gran eje urbano. Horizonte GS, el proyecto ganador del concurso de ideas al que convocó la Municipalidad de Capital, prevé tres espacios bien diferenciados.

El primero da hacia calle Perú y estará destinado a la construcción de edificios habitacionales. El segundo será para desarrollos comerciales y estará ubicado a ambos lados de calle Belgrano, que será continuada hacia el norte y recibirá el paso del metrotranvía. El tercero estará detrás del eje comercial y contará con una especie de rambla, además de un parque en el que estarán los galpones existentes, con vistas hacia la Sexta Sección.

“Lo que gustó de este proyecto es que más allá de un uso particular se planteó bien la zonificación, proponiendo tres nuevos ejes urbanos que vienen a ordenar situaciones diferentes”, expresó Mario Isgró, secretario de Infraestructura de Capital.

Aunque Horizonte GS tiene una extensa propuesta que incluye entre otras cosas un museo del vino, otro ferroviario, una zona gourmet con feria gastronómica y un reservorio pluvial, desde la Comuna explicaron que al tratarse de un concurso de ideas no vinculante, donde lo primordial era la propuesta sobre el uso de las tierras y no tanto lo arquitectónico, no es seguro que todo eso se concrete.

Para empezar a delimitar el master plan definitivo, el 24 de abril se reunirán en Buenos Aires los ganadores del concurso, las autoridades de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, que son aún los dueños del terreno, y sus pares de la Comuna capitalina.

El objetivo es tenerlo listo para principios del segundo semestre, tiempo en el que pretenden empezar a ofrecer los terrenos a los desarrolladores privados para que luego éstos presenten sus proyectos.

“Esto nos dio un punto de partida bueno para que el Estado nacional y el municipal trabajen el proyecto definitivo del uso del suelo. Luego, los que le agregan la arquitectura al lugar son los desarrolladores privados”, continuó Isgró.

¿Qué veremos allí?
Aunque la idea es tener listo el master plan lo antes posible, con el fin de poner a la venta los terrenos a partir del segundo semestre, falta bastante tiempo más para que se empiecen a ver las obras concretas que le darán vida a ese vacío urbano que se aprecia hoy.

Lo cierto es que la construcción empezará recién cuando los desarrolladores privados hayan ganado un sector determinado y se les apruebe la propuesta.

Dicha propuesta debe coincidir en cuanto al uso con lo que salga del proyecto final acerca de la zonificación. Es decir, si en determinado espacio estaba planeado, por ejemplo, un centro comercial, allí no se podrán construir edificios habitacionales.

El desarrollador conocerá esos parámetros previamente porque estará reglamentado para cada espacio qué usos, indicadores y lineamientos generales deberá tener.

“La idea es que lo habitacional sea en edificios, pero moderadamente, ya que no planteamos torres altísimas. La terminología que hoy se usa en ciudades es la de condensar, eso aplica a compactar en zonas sin ir a invadir espacios alejados”, expresó Isgró.

En cuanto al valor que tendrán los terrenos al momento de ser ofrecidos, todavía no hay información. Esto será comunicado una vez que el proyecto definitivo esté listo y aprobado.

Lo concreto es que las tierras ya fueron tasadas antes de encarar todo este proyecto de urbanización cuando prácticamente no tenían valor y volverán a ser tasadas al final, a fin de evitar especulaciones. La diferencia entre el primer monto y el segundo será la plusvalía que se destinará al Plan Pobreza Cero de la Nación.

“No se van a vender todos los terrenos, se venderá lo menos que se pueda para poner en valor el resto. Es importante mencionar que esa venta, que se hará por licitación, es con cargo, es decir el interesado debe venir con un proyecto donde explique qué pretende hacer allí y se le otorgará un plazo para concretarlo”, cerró el funcionario.

Fuente: Uno Mendoza