Proliferan puestos callejeros y ferias, sobre todo en el Este de Mendoza

La instalación de negocios informales de venta crece en toda la provincia y se nota mucho en San Martín. Por estos días sobresalen las ofertas de huevos de Pascua, pero cada semana se suman productos de los más variados

La instalación de negocios informales de venta crece en toda la provincia y se nota mucho en San Martín. Por estos días sobresalen las ofertas de huevos de Pascua, pero cada semana se suman productos de los más variados

Todas las semanas y desde hace varios meses van apareciendo nuevas ferias callejeras en los departamentos e improvisados puestos de venta. La Pascua multiplicó en las calles las ofertas de huevos de chocolate hechos en casa. Algunas ferias ya están bastante organizadas y hasta tienen días fijos. Otros puestos son sólo una herramienta del vecino de la cuadra que, para hacer alguna ganancia extra, coloca una mesa en la vereda y se pone a vender los encurtidos que preparó en su casa, las conservas y dulces, o algo que compró al mayorista y después fraccionó. Las municipalidades intentan ordenar con mucho tacto, para no generar conflictos.

Hay en todos los departamentos, en casi todos los distritos. Han ido surgiendo lentamente desde hace poco más de un año y cada vez toman más fuerza. Son las ferias, como aquellas antiguas en las que abundan las verduras, los productos caseros y también artesanías y que cada vez van incorporando más productos y ofertas.

Ocurre en casi todas partes pero en algunos lugares es muy visible y marca toda una tendencia. En la zona Este, por ejemplo, el fenómeno se ve claramente en la ciudad de Palmira y sus adyacencias.
Hay algunos lugares estratégicos allí. Uno es en carril San Pedro entre la ruta 50 y la rotonda de la Variante. Los puestos se ubican naturalmente cerca del Centro Integrador Comunitario (CIC), a la vera de la ruta y equidistante al ingreso a los barrios Belgrano, Obreros Ferroviarios y José Hernández, además de ser una de las vías de circulación principales para salir y llegar a la ciudad jarillera y a sus vecinas Chapanay, Barriales.

Verduras, algún parripollo, conservas y luego productos de elaboración artesanal. Así va creciendo, desde hace poco más de un año y cada vez hay más atracción y mayor venta.

Los que se instalan allí son vecinos de la zona o de distritos cercanos. La mayoría de lo que venden es de cosecha o elaboración propia y algo de compra a mayorista y reventa.

Comercios con mesas en las veredas
La feria más grande y que lleva más años en la zona Este es la que está en el cruce de Carril Norte y Lavalle. Lleva más de 5 años y ha generado algunas polémicas, porque algunos insisten en que no se controlan las condiciones sanitarias de los productos.

Pero esta feria es más parecida a las convencionales y no es parte del fenómeno de proliferación de puestos callejeros de los últimos meses.

Por la ciudad de San Martín algunos comerciantes han comenzado a poner, como parte de su negocio o como una actividad anexa, algunas mesas en la vereda donde ofrecen productos manufacturados.
Dulces, conservas, encurtidos, hasta aceites y algún vino, además de pan casero, tortitas, alfajores de miel…

“Yo no vivo de esto, pero todo suma”, dijo un feriante improvisado que esta semana sacó una mesa con ofertas de este tipo en una cuadra de la calle Tomás Thomas y captó el interés de los caminantes ofreciendo huevos de Pascua a buen precio.
“Son estrategias para superar el momento y que se dan siempre en situaciones de crisis y recesión”, dijeron desde el área de Desarrollo Económico.

Fuente: Uno Mendoza