Rosario: La oposición analiza el endeudamiento municipal con cautela

Los concejales de la oposición recibieron ayer con cautela el rediseñado pedido del Ejecutivo para que el municipio tome crédito por 200 millones de dólares.

Los concejales de la oposición recibieron ayer con cautela el rediseñado pedido del Ejecutivo para que el municipio tome crédito por 200 millones de dólares.

Los concejales de la oposición recibieron ayer con cautela el rediseñado pedido del Ejecutivo para que el municipio tome crédito por 200 millones de dólares. La cada vez más cercana campaña electoral pone a los ediles más susceptibles, ya que ninguno quiere pagar costos políticos a menos de dos meses de que venza el plazo para anotarse como precanditados.

El oficialismo en el Concejo tiene que intentar un armado de 19 votos para lograr la autorización de un proyecto que presentó con algunos cambios, que recoge parte de los cuestionamientos planteados por los bloques opositores, fundamentalmente la refinanciación de pasivos de corto plazo con deuda en dólares a largo plazo.

En el bloque de Osvaldo Miatello y Carola Nin, por ejemplo, se mantienen firmes en contra de que el municipio tome deuda y más aún en los mercados internacionales. “Ya sabemos cómo terminó esa película en Argentina. En la refinanciación con la provincia no tendríamos objeciones, con lo demás seguimos teniendo la misma postura”, sentenció Miatello.

En las bancadas de la oposición, el ánimo aún es de “análisis” de la propuesta que incluye un menú de obras por 290 millones dólares como respuesta desde el Ejecutivo al pedido sobre el destino que tendría el enedudamiento requirido para infraestructura. En este punto, existen mayores divergencias y críticas como la inclusión de determinados centros comerciales a cielo abierto más favorecidos en los últimos años.

La reconversión de los Bajos del Saladillo, reconocieron los concejales consultados por La Capital, es una de las inversiones que más consenso recogió de una lista en la que figuran la pavimentación definitiva de 864 cuadras en doce barrios y la colocación de 16.000 luminarias LED. También la capitalización del Banco Municipal y adquisición de equipamiento para recuperar las líneas eléctricas del transporte público con el que se proyecta conectar de sur a norte la ciudad, son las otras propuestas que más adeptos tendrían.

De todos modos, la concejala del Frente para la Victoria (PpV), Norma López, cuestionó que aún se siga planteando el endeudamiento en dólares y que el municipio caiga en “emergencia financiera, de acuerdo a lo que propone la ley en la cual la intendenta Mónica Fein se basa para pedir este adelanto de coparticipación de 800 millones de pesos para refinanciar pasivos de corto plazo”. Consideró que “el criterio de las obras y los montos no son de inclusión”, aunque rescató la revalorización de El Mangrullo.

Por su parte, el jefe del bloque del PRO, Alejandro Rosselló, estimó que “la intendenta ha escuchado el reclamo del Concejo en cuanto a saber las obras y montos”. En cambio, rechazó la inclusión de algunas obras en paseos comerciales y puso bajo la lupa el destino que tendría el ahorro de 120 millones de pesos generado por la refinanciación de deuda con la provincia.

Para el edil Eduardo Toniolli, el proyecto enviado por el Ejecutivo “recoge el guante de hacer eje en la obra pública”, pero prefirió evitar sentencias.

En tanto, el concejal Juan Monteverde coincidió con otros bloques sobre el cambio de la refinanciación del pasivo a corto plazo con la provincia y no con el endeudamiento externo. “Esa es una mejora importante, pero hay un problema con la modalidad de la discusión, ya que en diciembre habíamos avanzado en un 70% en una agenda distinta, y ahora hay que evaluar todo nuevamente para ver si acompañamos o no”, señaló.

 Convencidos

Más allá de las opiniones de la oposición, desde el oficialismo en el Concejo se volvieron a mostrar convencidos, como lo manifestó la socialista Verónica Irízar, de que con el nuevo mensaje “se busca resolver los cuestionamientos planteados” durante la primera batalla presentada en diciembre pasado y que en estas semanas volverá a concentrar la agenda legislativa.

Fuente: La capital Rosario