Animaná: un pueblo con historia, leyenda y canción

Se encuentra ubicada en la ruta del vino, con viñedos antiguos y pequeñas bodegas familiares hasta las de gran magnitud.

Se encuentra ubicada en la ruta del vino, con viñedos antiguos y pequeñas bodegas familiares hasta las de gran magnitud.

Hoy partimos hacia Animaná, un lugar conocido por muchos por el vino y otros por los paisajes y su gente. Llegamos al pueblo imaginariamente con los relatos del guía Lucas Castro, quien de entradita nomás nos cuenta una leyenda del lugar. Después de la expulsión de los Jesuitas, en el año 1767, nacieron los rumores sobre tesoros que los curas habían ocultado antes de iniciar el regreso a Europa. Cuenta la leyenda que un tesoro importante está reservado en el Cerro El Zorrito de Animaná. Por su carácter oculto, esos tesoros son llamados “tapados o tapaos”. Dicen las viejas que los tapados no son para quienes los buscan, sino para quienes los encuentran. Nunca se encontró más que unas pocas monedas, pero la creencia popular afirma que en las noches cerradas puede verse el relumbre del oro, la plata o las piedras preciosas destellando en sitios inaccesibles de este misterioso cerro, el cual espera a los aventureros desde hace cientos de años. Más allá de la leyenda, El Zorrito cuenta con un faldeo bellísimo para caminar y, con guía y bien equipado, se puede hacer cima para disfrutar de una increíble vista del río y Valle Calchaquí en toda su inmensidad.

La canción

Cuenta la historia que el 19 de julio de 1972, un grupo de obreros tomó el pueblo, apoyados por la gente, ya que la principal bodega no pagaba los salarios a los trabajadores desde hacía seis meses. Pacíficamente ocuparon la bodega, la Municipalidad, la Policía y, sobre la ruta 40 en la entrada del pueblo, los vecinos se apostaron para el cobro de “peaje” con el que mantenían la olla popular. Todo se resolvió. Tal vez los acontecimientos quedaron en el olvido para la región, pero no fue así para el país y Latinoamérica, ya que Armando Tejada Gómez escribió un poema que el salteño César Isella le puso música de huayno y nació “Fuego en Animaná” inmortalizado en la voz de Mercedes Sosa.

Paisajes y artesanías

El municipio tiene una superficie de unos 350 km2 y además de Animaná, lo comprenden los parajes de San Antonio y Corralito, con encantos naturales para visitar. Los pobladores trabajan artesanías de simbol, dulces, lana de ovejas y otros productos de la tierra. Desde la ruta 40 se pueden ver las antiguas casa con galerías de arcos ojivales y grandes patios, la importante iglesia y la Bodega Animaná, digna de ser visitada por su excelente atención, las imponentes instalaciones e interesante degustación de sus productos. Al ingresar por la ruta provincial 44 se encuentra Corralito, un pequeño paraje colonial. En los meses de verano el acceso a Corralito desde Animaná o desde San Carlos suele quedar inhabilitado debido a las crecidas del río Calchaquí. El lugar cuenta con una iglesia construida en 1881 donde se realiza la fogata de San Juan. Antes de ingresar a Animaná por la ruta 40, se puede visitar el paraje San Antonio. Se toma el camino hacia el oeste que lleva, por un camino de ripio, al corazón del paraje. El paisaje al atardecer es maravilloso. Ambas comunidades están constituidas por familias campesinas dedicadas al cultivo de pimiento para pimentón, comino, cebolla, viñas y a la cría de chivitos y ovejas para la producción de carne, cuero, leche y quesos. Son exquisitas las nueces y los dulces de San Antonio.

Zona de recreación

Para poder recorrer la zona con tranquilidad se puede hacer noche allí mismo, ya que Animaná cuenta con las Cabañas Jireh, cajero automático del Banco Macro, Camping Municipal con pileta durante la temporada de verano y el comedor La Gringa donde se pueden degustar empanadas, humitas, cazuela de cabrito y minutas.
Y si Animaná lo atrapa, de visita a principios de enero, podrá disfrutar de la Fiesta del Simbol y la Tradición Calchaquí. Si está de paso en la segunda quincena de febrero, no deberá perderse la Fiesta Provincial de la Vendimia, con exposición y venta de artesanías, desfile de carrozas, festival folklórico y elección de la reina.

Fuente: El tribuno