Rosario: Crece la preocupación por el ajuste de subsidios de Nación al transporte

El gobierno local se reunirá hoy con los representantes de UTA para tratar de avanzar con la negociación paritaria. Piden 25 por ciento

El gobierno local se reunirá hoy con los representantes de UTA para tratar de avanzar con la negociación paritaria. Piden 25 por ciento

Crece la preocupación en la gestión municipal por el ajuste de subsidios al sistema de transporte urbano de pasajeros. A comienzos de año fue el recorte de recursos para cubrir el costo del gasoil y ahora en los aportes de Nación a la masa salarial de los choferes, que a nivel local hoy tendrán una reunión con el Ejecutivo para intentar avanzar con la negociación paritaria. Será el tercer encuentro entre las partes, que aseguraron que aún hay margen para evitar llegar a un conflicto como el desatado en Córdoba, aunque en el horizonte se configuran medidas de fuerza si no hay resultados concretos. Todos estos recursos adicionales meten más presión sobre el valor del boleto.

Según las proyecciones en base al acuerdo de la paritaria nacional de un 21 por ciento en tres tramos, Nación dejaría de cubrir subsidios al salario por un monto de unos 4,6 millones de pesos mensuales, lo que significan 55,4 millones de pesos al año. El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, ratificó ayer que el 100 por ciento del aumento salarial del transporte en ciudades será pagado por el gobierno nacional en 2017. Esto deja afuera un 6 por ciento del incremento de sueldos que comenzará a impactar en enero de 2018, ya que la paritaria es de junio a junio. Y el porcentaje por encima del 21 por ciento que exigen la conducción de la UTA en Rosario del 25 por ciento. En la actualidad, la masa salarial en la estructura de costos del sistema de transporte urbano de pasajeros en Rosario representa el 57 por ciento del total.

Rosario y Córdoba, a través de sus intendentes, se unieron desde el año pasado en el reclamo de un trato igualitario a lo que ocurre con el sistema de transporte público en Buenos Aires.

Mientras en la ciudad de Córdoba vive momentos muy complejos en el transporte urbano de pasajeros, Rosario busca abrir el paraguas y evitar un escenario de huelga de colectivos y caos generalizado por la falta de servicio. Por eso hoy está convocada una reunión entre las autoridades municipales, y los representantes de la UTA con el fin de hacer lobby ante el gobierno nacional y obtener recursos que saquen al sistema local de una encrucijada.

Frente a este panorama, en Rosario hoy al mediodía comenzará a aplicarse un plan preventivo. La secretaria de la Movilidad, Mónica Alvarado, se reunirá con la UTA Rosario para acordar una serie de puntos que los ponga codo a codo en sus reclamos ante el gobierno nacional.

“La situación en Córdoba es preocupante. Vamos a una reunión en la cual todas las partes vamos con la responsabilidad de asumir lo que significa un paro en el transporte. Claramente no es un escenario que nos lleve paz social fundamentalmente porque todos tenemos la misión de llegar a acuerdos necesarios para avanzar y que lo que ocurrió allá no suceda en Rosario”, argumentó Alvarado.

De lo que se vuelque sobre la mesa de negociación, seguramente se hablará en torno al esquema de “inequidad” que el socialismo viene denunciando en los últimos gobiernos nacionales cuando se analiza la distribución de los subsidios al transporte de pasajeros.

La secretaria de la Movilidad recordó que Nación firmó un acta por la que se compromete a cubrir sólo el 15 por ciento de la pauta de suba salarial acordada por UTA de un 21 por ciento. Es decir que resta conseguir el 6 por ciento restante.

A ello se le agrega la falta de reconocimiento en materia de subsidios a partir del último incremento del gasoil de enero pasado. Estos dos temas fueron monitoreados por la propia intendenta Mónica Fein ante Dietrich y en un frente común con otros intendentes del interior del país.

“Para romper las asimetrías hay que lograr que se cubra el 100 por ciento del incremento salarial en todo el país como sucede en el Area Metropolitana de Buenos Aires”, enfatizó Alvarado.

“No estamos evaluando ningún tipo de aumento en la tarifa que abonan los pasajeros”, había dicho el secretario de Gobierno, Gustavo Leone, a mediados de la semana pasada. Pero ayer en el Ejecutivo reconocieron que preocupa el impacto de la paritaria de la UTA, tanto el margen que por ahora no cubre la Nación como los reclamos adicionales de la delegación local del gremio de los colectiveros.

Fuente: La Capital Rosario