PEPSICO: Ante el silencio de la CGT, la izquierda acciona con medidas para defender a los trabajadores

Con el ojo puesto en la quietud del titular del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación, Rodolfo Daer, y el vacío del triunvirato de la central obrera, desde sectores gremiales disidentes salieron a repudiar lo sucedido.

Con el ojo puesto en la quietud del titular del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación, Rodolfo Daer, y el vacío del triunvirato de la central obrera, desde sectores gremiales disidentes salieron a repudiar lo sucedido. Convocaron a un paro del tren Sarmiento que va desde Moreno a Castelar y a marchar a Plaza de Mayo.

El conflicto de casi 600 trabajadores despedidos en la planta de PEPSICO ubicada en Florida, distrito de Vicente López, ya lleva varias semanas y se ha caracterizado por la total inacción de los sindicatos que deben velar por los derechos de los empleados. Tanto la ausencia del titular del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación, Rodolfo Daer, como del triunvirato de la CGT marcó el escenario desolador para los afectados por la empresa multinacional.

De este modo, desde sectores gremiales disidentes encabezados por la izquierda tomaron la posta de la situación y llevan adelante la defensa de los derechos de los trabajadores. De hecho, durante la ocupación pacífica de la planta, quienes apoyaron la medida fueron sindicalistas y legisladores de dicha orientación política.

Al reclamo por la reincorporación de los despedidos ante la empresa y el gobierno de Cambiemos, también se le sumaron las quejas por la inacción de la central obrera ante tamaña problemática y hasta el momento no sea conocido una postura firme al respecto por parte del triunvirato.

Tras el violento desalojo, se activaron nuevamente las alarmas de los sectores “combativos” y rápidamente, Rubén “Pollo” Sobrero dio a conocer que resolvieron realizar un paro del tren Sarmiento. La línea que recorre la localidad de Moreno hasta Castelar dejó de prestar el servicio en “solidaridad con los despidos”.

“Espero que los dirigentes dejen de hacerse los boludos, porque así nos van a matar de a uno. No tienen cabida los traidores”, sostuvo el dirigente y desafió: “que vayan a reprimir al Sarmiento a ver si se la bancan”.

Por su parte, en diálogo con TODO NO SE PUEDE que se emite por FM CIELO, una de las referentes de izquierda, Vilma Ripoll, contó que “la planta fue desalojada por completo. Vamos a ir a ver a los 8 detenidos”, y añadió que “algunos trabajadores todavía no recibieron siquiera el telegrama de despido”.

Para seguir con el reclamo y con la iniciativa, desde el Encuentro Memoria Verdad y Justicia, que nuclea a organizaciones de izquierda y de derechos humanos, convocan a concentrar desde las 15.30 en Plaza de Mayo para repudiar lo sucedido en PEPSICO.

La ausencia de la CGT en este tipo de conflicto no es la primera vez que sucede, cabe recordar que para convocar al paro general del 6 de abril pasado, los sindicatos disidentes presionaron al punto de provocar un escándalo en un acto realizado por la central obrera. En esa oportunidad, los líderes del triunvirato debieron huir raudamente ante la presión de las bases para que llamaran a una huelga en reclamo de aumento salarial y más trabajo.

Fuente: InfoCielo