Mediante concursos, Catamarca dará estabilidad a precarizados

La iniciativa surgió luego de una reunión que mantuvo Raúl Jalil con los precarizados que pedían mejoras en su situación.

La iniciativa surgió luego de una reunión que mantuvo Raúl Jalil con los precarizados que pedían mejoras en su situación.
La Municipalidad de la Capital hará efectivo el llamado a concurso para cubrir 250 plantas no permanentes en la comuna. Si bien la medida se hizo mediante decreto, el instrumento legal debe ingresar al Concejo Deliberante para su análisis y posterior aprobación, teniendo en cuenta que se modifica el presupuesto de la comuna.

La decisión busca terminar con los reclamos de los precarizados de la municipalidad que desde hace tiempo piden tener estabilidad.

De hecho, la semana pasada, el intendente Raúl Jalil se reunió con un grupo de precarizados que, mediante protestas frente al palacio municipal, solicitaba un incremento en sus haberes y la estabilidad laboral. El intendente les otorgó un incremento de $1.000 y anunció el llamado a concurso que entrará en vigencia a partir de octubre.
De acuerdo con el instrumento legal que ya fue envia

do al Concejo, el llamado a concurso por “antecedente y oposición” será cerrado para cubrir 250 vacancias. En ese marco, solo podrán participar del concurso los becados, los beneficiarios de los programas de inclusión denominados “Capital Social” y los contratados mediante locación de obra.
El concurso se regirá bajo el “reglamento general de bases y condiciones” que dictará la Secretaría de Planeamiento y Modernización.

Los interesados podrán inscribirse desde el 2 al 31 de octubre, vía mesa de Entrada y Salida de la Dirección General de Recursos Humanos de la Secretaría de Planeamiento y Modernización.

La junta examinadora que encabezará el concurso está constituida por cinco miembros: tres del Ejecutivo municipal, uno del SOEM y uno elegido por la mayoría de los postulantes a ingresar.
En los fundamentos del decreto se advierte que existe un constante pedido por parte de la Secretaría del municipio de personal no permanente, además de que los becados “cumplen satisfactoriamente las tareas que les son encomendadas”.

Además, resalta la necesidad de contar con recursos humanos calificados para el efectivo funcionamiento del municipio”.

Premiar el esfuerzo

Al momento de dialogar con los precarizados, Jalil destacó que las vacancias serán cubiertas desde 2018 porque la Carta Orgánica no lo permite antes. En ese marco, resaltó que la idea es “asegurar que los ingresos premien el esfuerzo y la capacidad, sin desatender la antigüedad de desempeño en el municipio, así como otras cuestiones como presentismo”.

“Entendemos la situación económica actual, que también la padecemos los municipios, por eso vamos a evaluar cómo poder mejorar las condiciones actuales del personal”, afirmó en su momento.
“Hay una situación presupuestaria establecida en la Carta Orgánica que tenemos que cumplir, por eso nuestro compromiso es para el año que viene”, aclaró.

Explicó que los ingresos necesitan la aprobación del Concejo Deliberante y que el porcentaje del presupuesto asignado para los ingresos no puede superar el 65 por ciento del presupuesto anual del municipio.

Además, resaltó que se van a consensuar los ingresos de acuerdo con las áreas de la comuna. “Los ingresos serán para las áreas que no han ingresado en este cupo”.

Reclamos

La semana pasada, alrededor de 200 personas se manifestaron frente a la comuna exigiendo estabilidad. Los manifestantes eran becados y beneficiarios del programa Capital Social que mayormente cumplen funciones en áreas como Cementerio, Planta de Tratamiento, Salud Municipal, Postas, Recolección, Infraestructura, entre otras.

En total, los precarizados sumarían entre 500 y 600 personas que esperan un contrato. En el grupo también están los trabajadores de Higiene Urbana, quienes reclamaron días pasados por una mejor situación de revista.

Fuente: El Ancasti