Rosario: Denuncian que las facturas de gas vienen con aumentos de hasta 150 por ciento

Son del bimestre pasado y llegan con las subas que avaló Nación. La empresa relativizó la cifra y dijo que el promedio de incremento es menor.

Son del bimestre pasado y llegan con las subas que avaló Nación. La empresa relativizó la cifra y dijo que el promedio de incremento es menor.

Los rosarinos comenzaron a recibir las boletas de gas de las primeras semanas del invierno con aumentos que llegan al 150 por ciento respecto del año pasado, según denunciaron organismos defensores de los consumidores. “Hemos recibido un aluvión de consultas y quejas de usuarios que aún consumiendo menos que en 2016, tuvieron subas que llegan hasta el 150 por ciento”, precisó Juan Marcos Aviano, del Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (Cesyac). “Una familia de clase media rosarina que consume unos 550 metros cúbicos pasó a pagar $2.500 bimestrales”, precisó.

Desde Litoral Gas relativizaron esos datos y aclararon que el aumento de este año fue del 24 por ciento promedio, pero respecto a la tarifa de octubre, que se actualizó tras el fallo de la Corte Suprema que exigió gradualidad y razonabilidad en la actualización.

“Con lo cual no se puede comparar este año con el pasado porque los valores de 2016 se actualizaron a fin de año y luego en abril de 2017 entró en vigencia el último incremento, sobre la tarifa de octubre”, explicó el vocero de la empresa concesionaria, José María González.

Al respecto, Aviano indicó: “Lo que pasó es que el invierno pasado la empresa no pudo cobrar los aumentos que tenía proyectados porque fueron suspendidos por medidas cautelares. La Corte se pronunció, exigió audiencias públicas y luego el gobierno aumentó fuerte la tarifa, en torno al 150 por ciento, pero no se sintió tanto porque empezó a cobrarse con consumos bajos en metros cúbicos propios de días de calor en verano”.

“Después —continuó el referente del Cesyac—Litoral Gas reclamó otro ajuste tarifario, se hizo una audiencia pública y en abril entró en vigencia el último aumento que va del 24 al 29 por ciento. Todo eso se está sintiendo en este invierno”.

En ese marco, según denunció Aviano, las facturas del bimestre junio-julio han llegado con aumentos de “hasta el 150 por ciento comparado con el mismo período del año anterior, aún con consumos inferiores, porque este invierno no viene siendo tan frío como el de 2016”.

Cuando se le mencionó el planteo de Litoral Gas que se niega a comparar ambos períodos por el congelamiento de tarifas de 2016 hasta que se destrabó tras el fallo de la Corte, el titular del Cesyac señaló: “Más allá de los tecnicismos, a la gente le están llegando facturas mucho más caras que el año pasado. Esa es la realidad”.

Según Aviano, una familia “de clase media que vive en un departamento con una cocina, dos estufas y un termotanque, consume unos 550 metros cúbicos durante dos meses. Para ese consumo, la factura bimestral que está llegando oscila los $2.500”.

González relativizó esos datos. “Puede haber algunos casos aislados con esos valores de facturación. Nuestra base de datos indica que en promedio la factura que está llegando es de unos 600 pesos (bimestrales) para aquellos clientes de hasta 900 metros cúbicos anuales de consumo”, replicó.

Topes vigentes

El vocero de Litoral Gas fue más allá y recordó que el año pasado se establecieron límites en porcentaje a los aumentos.

En ese sentido, el monto final a pagar en cada factura no podrá ser superior al monto pagado en igual período del año anterior en 300 por ciento para R1 a R23 (hasta 1.000 metros cúbicos anuales), 350 por ciento para R31 a R33 (hasta 1.800 metros cúbicos anuales) y 400 por ciento para R34 (más de 1.800 anuales).

Además, si se ahorra un 15 por ciento o más de consumo, habrá una bonificación sólo sobre el precio del gas (sin transporte y distribución) del 50 por ciento para R1-R23, del 30 por ciento para R31-R33 y del 20 por ciento para R34.

De todos modos, las ONG’s del consumidor advirtieron que, como el porcentaje se calcula sobre el mismo período de 2015, que corresponde a un invierno benigno y no sobre el de 2016 con temperaturas más frías y más tempranas, la chance de acceder al ahorro mencionado queda mucho más limitada.

resistencia. Los organismos vinculados a la defensa de los consumidores vienen manifestándose contra los incrementos de las tarifas.

Fuente: La Capital Rosario