Hoy es el último día que se verán carros y caballos en las calles de Salta

Casi la totalidad acordó reconvertir su actividad y aceptar nuevas opciones.La mayoría recibirá las motocargas y el resto estudiará oficios.

Casi la totalidad acordó reconvertir su actividad y aceptar nuevas opciones.La mayoría recibirá las motocargas y el resto estudiará oficios.

Lo que en algún momento pareció un imposible está cerca de concretarse. Hoy es el último día en que se verán carros tirados por caballos en la ciudad de Salta. Casi la totalidad de los carreros aceptó reconvertir su actividad.

El intendente Gustavo Sáenz fijó como plazo el 4 de agosto para poner fin a la tracción a sangre y comenzar a cumplir una ordenanza que lleva varios años sin ser respetada.

Ayer a la tarde, el grupo de carreros más reacios a dejar los carros, decidió sumarse a la reconversión. Ellos habían realizado un acampe en la plaza 9 de Julio en busca de respuestas de los funcionarios.

“La mayoría decidió acogerse al plan de reconversión y mañana (por hoy) a las 9, previa revisión de algunos puntos, firmarán la reconversión”, señaló a El Tribuno José Ortín, abogado de estos trabajadores.

El profesional informó que son cerca de 100 personas las que dejarán su carro y su caballo. La gran mayoría elegirá la opción de las motocargas, mientras que otros quieren capacitarse en oficios y el resto, con algún tipo de discapacidad, quiere una ayuda estable. Ortín destacó que las personas a las que representa tienen “mucha voluntad” de diálogo para avanzar.

Reunión para destrabar

Luego de levantar la protesta en la plaza la noche del miércoles, los carreros fueron ayer al Centro Cívico Municipal y se reunieron con el intendente. Tras el encuentro, el secretario de Gobierno Luis María Salado, señaló: “Vinieron los carreros, evacuamos todas las dudas que tenían y les explicamos sobre la entrega de motocargas y la realización de los cursos de oficios”. Al tiempo que aseguró que se habló de dar soluciones a las personas mayores.

También se trató el tema de los discapacitados, a quienes se les dará un tipo de ayuda desde el municipio.

“Mañana (por hoy), los que confiaron en este intendente, traigan los carros. No los vamos a abandonar”. Esta frase les dijo Gustavo Sáenz a los carreros en la reunión, según se reflejó en un parte de prensa del municipio.
En esa misma nota, se anticipa que hoy, a las 11, en el Centro Cívico Municipal, se iniciará el acto formal de recepción de carros.
Durante el encuentro con el jefe comunal, los carreros trataron de acordar con la comuna cómo será el apoyo hasta que obtengan su motocarga. Según anticipó el abogado Ortín se les dará una ayuda económica y bolsones de la Cooperadora Asistencial.

Algunas cifras

Temprano, García Salado detalló algunas cifras. Desde el lunes, unas 30 personas que obtendrán esta primera tanda de motocargas realizan el curso para obtener la licencia de conducir.
De acuerdo a lo que informó el funcionario, ya se mandaron a comprar 70 nuevas motocargas, con lo que se llegaría a 100. Estas compras se están haciendo con fondos de la Cooperadora Asistencial. Según dijo García Salado, las motos saldrían poco más de 57 mil pesos (incluyendo flete y casco, entre otras cosas). El vocero político del municipio afirmó que se pagó un precio real por los vehículos.
El funcionario, finalmente, destacó el trabajo de censo que se hizo en la primera etapa de la reconversión. “Eso fue importante para saber cómo vivían, a qué se dedicaban y qué promedio de ingresos tenían”, aseguró.
También destacó que la gran mayoría son fruteros, después vienen los que venden tierra y después los que comercializan chatarra.

Las tres opciones para reconvertirse

El municipio les dio tres alternativas a los carreros. La primera es canjear el carro y el caballo por una motocarga y la segunda, hacer cursos de oficios con una paga mientras dure la capacitación. A estas personas se les entregarán herramientas para trabajar. La última opción es prestar algún servicio al municipio, por el que recibirán un pago.

Fuente: El Tribuno